Sanidad en el hogar

Antioxidantes en la dieta: la importancia de introducirlos

Los antioxidantes antagonizan estos efectos atándose a los radicales libres antes de que puedan causar daños. Luego los convierten en sustancias bioquímicas poco dañinas, asistiendo enormemente a la reparación de daño celular.

Ciertas enzimas antioxidantes son producidas dentro del cuerpo. Las más conocidas son la catalasa, la enzima dismutasa superóxido y el glutatión:

  • La catalasa convierte el peróxido de hidrógeno en agua y oxígeno.
  • La dismutasa superóxido divide a los antioxidantes en peróxido de hidrógeno.
  • El glutatión es un agente que desintoxica, cambiando la forma de las toxinas a fin de que sean fácilmente eliminados por el cuerpo.

Antioxidantes en la dieta

Otros antioxidantes pueden ser consumidos a través del régimen dietario. Algunos de los más conocidos son las vitaminas antioxidantes beta-carotene, la vitamina B6, la vitamina C y la vitamina E. Los minerales como el selenio, el cinc, el glutatión y la co-encima Q10 también pueden tener propiedades antioxidantes, como también los flavonoides como el arándano rojo y agrio, algunos aminoácidos y extractos orgánicos de cardo lechero, y el árbol conocido como biloba del ginkgo.

Un régimen dietario rico en frutas recientes y verduras provee un suministro grande de estos oxidantes, para ayudar a eliminar a los radicales libres dañinos. Las concentraciones más altas son encontradas en frutas y verduras frondosas, semejantes a las zanahorias, las pimientas naranjadas y rojas, la espinaca y los tomates. La cocción puede destruir algunos antioxidantes y puede interferir con la habilidad del cuerpo para absorberlos, por eso comer frutas y verduras crudas, y brotes puede ayudar. Tratar verduras al vapor, en oposición a la friación, el microondas o la ebullición es también una buena idea.

Pordría interesarte...  5 consejos para mantener sus filtros de aire limpios

¿Qué antioxidantes incorporar en nuestra alimentación?

Los antioxidantes son más convenientes para tomar en combinación, ya que muchos necesitan de otras vitaminas para trabajar de manera efectiva. La comida y los suplementos naturales por consiguiente le pueden proveer la mayor bio fuente disponible de antioxidantes. Los productos naturales de los bosques lluviosos son algunas de las mejores fuentes de antioxidantes naturales que se pueden encontrar.

Las frutas como la baya del acai asombran al mundo de la salud por su gran variedad y el alto número de antioxidantes que contienen, haciéndolas una fuente perfecta de antioxidantes. No es de extrañar que la baya del acai haya sido apodada como una de las 10 «supercomidas» sobresalientes en el mundo.

Neutralizando los radicales libres

Los antioxidantes están de moda en la alimentación femenina. Y, con mucha justificación. Los antioxidantes ayudan a neutralizar a los radicales libres que causan daños a las células, lo cual finalmente puede conducir a enfermedades del corazón y cáncer. Parece que en todas partes se habla de arándanos. Puede elegir entre jugo de arándano salvaje, jugo de granada de arándano, jugo del arándano rojo y agrio de arándano, etcétera, etcétera.

Ahora, no me entienda mal. Amo a los arándanos. Pero, en nuestra prisa por acercarnos a la moda pasajera de la comida con antioxidantes (los arándanos, los arándanos rojos y agrios, las granadas) ignoramos algunas comidas de alto contenido antioxidante que tenemos en nuestra despensa.

Pordría interesarte...  Bebidas gaseosas dietéticas: ¿cómo afectan a los niños?

¿Frijol rojo o arándanos?

¿”Qué”? ¿Usted pregunta, “qué puede tener más antioxidantes que mi amado arándano agreste”? ¿Pues bien, qué tal el frijol rojo pequeño? Sí señor, dije “frijol”. El frijol rojo pequeño realmente tiene más antioxidantes por porción que el arándano agreste. Y la judía blanca roja y la judía pinta tienen más antioxidantes por porción que una porción de arándanos cultivados.

¿Qué otras comidas son altas en antioxidantes?

Para empezar, están los corazones de alcachofa, zarzamoras, ciruelas pasas, pacanas, espinaca, col rizada, ciruelas y papas bermejizas. Y, no, ese no es un error. Las papas bermejizas están en la lista de alto contenido antioxidante.

Alimentos altos en antioxidantes

La verdad es que hay muchas comidas comunes altas en antioxidantes y usted no debería restringirse a una fuente nutritiva en particular. ¿Por qué? ¿Bien, ha oído alguna vez la expresión, “coma sus colores”? Eso se refiere al hecho de que las comidas se dividen en diferentes “familias” según el color, conteniendo diferentes tipos de antioxidantes con diferentes beneficios.

Por ejemplo, la familia amarillo-naranjada de melocotones y nectarinas ayudan a nuestro sistema inmunológico. La familia rojiza-púrpura de comidas (las granadas, las ciruelas, las bayas) ayudan a reducir la inflamación. Es importante comer comidas de todo tipo de color para cosechar todos los beneficios de los antioxidantes.

Pordría interesarte...  Secretos para una dieta balanceada para sus niños

La ventaja de comer alimentos crudos

Las buenas noticias son que usted puede comer comidas sanas con gran contenido antioxidante (comiéndolas crudas, cocinadas o en jugos) sin tener que pagar un precio alto por el “sabor del mes” que vendan los supermercados. Así que, dele a sus arándanos un poco de compañía en la mesa del comedor. ¡Invite a algunos frijoles, espinaca, papas y corazones de alcachofa y disfrute de sus antioxidantes!

¿Cómo introducir antioxidantes a nuestra dieta?

  1. Elegir los alimentos adecuados. Lo más importante es elegir alimentos ricos en antioxidantes. Es decir, alimentos como el brócoli, las bayas, las espinacas, los tomates, etc.
  2. Prepara los alimentos. Lávalo bien y quítale la piel. También puedes cortarlo en trozos más pequeños si quieres.
  3. Bebe el agua. Debes beber al menos ocho vasos de agua cada día.
  4. Añade una cucharada de aceite de oliva o aguacate a tus batidos.
  5. O añade una cucharadita de miel cruda a tu té matutino.
  6. O añade una cucharadita de aceite de coco a tu cocina.
  7. Utiliza estos aceites regularmente para tener un estilo de vida más saludable.
  8. También puede elegir entre diferentes suplementos antioxidantes, pero el más recomendado es el de los bioflavonoides. Los bioflavonoides se encuentran en frutas, verduras y otras plantas. Son potentes antioxidantes que ayudan a proteger contra el estrés oxidativo y el daño celular. Puedes encontrar Bioflavonoides en alimentos como los arándanos, la granada, las frambuesas, las moras, los tomates, el brócoli, la col rizada, las espinacas, las manzanas, los albaricoques, las naranjas, los melocotones, las fresas, etc.

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí debajo tienen mis redes sociales.

>