Sanidad en el hogar

Causas y soluciones a las infecciones en el tracto urinario

Las mujeres que son sexualmente activas son las máximas víctimas de infecciones en el tracto urinario, vejiga o riñones. Sin embargo, los hombres también padecen de esta infección, pero en su mayor parte después de la edad de 50.


Las infecciones del tracto urinario se deben comúnmente a una bacteria que viaja por la uretra o ducto urinario, en la vejiga. Entre las mujeres, el embarazo, las relaciones sexuales, la diabetes o una infección del tracto urinario anterior conducen a esta clase de infección. El riesgo también aumenta cuando las bacterias pasan desde atrás hacia el frente, luego de un movimiento intestinal.

Los síntomas típicos incluyen la necesidad de orinar frecuentemente junto con la incapacidad de pasar más que una pequeña cantidad, una sensación de dolor y quemazón durante el orinado o hasta goteras y filtraciones durante el día y mientras se duerme. Es también posible que la orina desarrolle un olor fuerte o presente manchas de sangre.

Cosas para hacer cuando tenga una infección del tracto urinario
1. Debería tomar antibióticos prescriptos por su médico. Asegúrese de tomar toda la medicación aunque los síntomas desaparezcan, porque si usted detiene el tratamiento temprano, una cierta cantidad de bacterias puede sobrevivir y le puede volver a infectar.

2. Descanse bastante y si persiste la fiebre por mucho tiempo, quédese en cama hasta que se acerca a la normalidad y se sienta mejor.

3. Beba de 6 a 8 vasos grandes de fluidos, especialmente agua, cada día para limpiar sus riñones y lavar a los gérmenes de su tracto urinario. Si usted bebe jugo de arándano rojo y agrio o toma vitamina C, esto ayudará a hacer su orina más ácida y mantener bajo control a la infección.

4. Orine tan a menudo como lo sienta e intente vaciar su vejiga completamente cada vez antes y después del sexo.

5. Evite la cafeína y el alcohol durante el tratamiento, ya que estos irritan la vejiga.

6. Dúchese en vez de bañarse en bañadera y lave el área genital con jabón y agua. Nunca haga un baño de espumas ni use aceites de baño.

7. También acuérdese de limpiase del frente hacia atrás después de orinar o mover los intestinos, ya que esto reduce las oportunidades que tienen los gérmenes para meterse en la vejiga. Se aconseja también usar un calzón con entrepierna de algodón.

8. Mantenga sus visitas médicas regulares para aliviar la infección, y para que los efectos secundarios no dañen los riñones.

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

>

Compartir con un amigo