Sanidad en el hogar

Infantes y alergias a los alimentos: 5 comidas que debes evitar

Muchos padres consideran el riesgo de alergia a la comida de bebé uno de los aspectos más preocupantes a la hora de presentarle nuevas comidas a su hijo. Por extraño que parezca, algunas veces los bebés no son alérgicos a los alimentos que los padres no toleran, sin embargo, de pronto un día el bebé reacciona de mala manera a una comida que ambos padres disfrutan comiendo.

El proceso de desarrollo del bebé es lento, muchos anticuerpos están allí pero en un estado de letargo, otros ni siquiera se han aparecido muchas veces y esa es la principal razón de las reacciones alérgicas ante las nuevas comidas.

Pero existen una serie de simples pasos para minimizar el problema potencial y hacer que la introducción de su hijo a las comidas sólidas sea feliz y saludable, acompáñenos en este artículo y descubra cuales son esos pequeños trucos que le ayudaran a cuidar de su bebé y le ahorraran un mal rato.

¿Cuándo ocurren las reacciones alérgicas?

Alergias y Bebés

Las reacciones alérgicas se llevan a cabo cuando el sistema inmunológico de su bebé confunde una sustancia inofensiva con una dañina. Los síntomas de la alergia a la comida de los bebés incluyen diarrea, eczema, náuseas, constipación y ojos rojos o llorosos. Muy raramente puede ocurrir una reacción serie conocida como shock alérgico. Esto puede causar que la garganta y la lengua se hinchen peligrosamente, pudiendo ahogar al niño. En estos casos hay que buscar ayuda profesional de inmediato.

Las alergias a la comida de los bebés no deben confundirse con la intolerancia a la comida. Un bebé con intolerancia a la comida presenta dificultades para digerir un tipo particular de alimentos, y puede causarse por muchas razones que nada tienen que ver con la alergia. En cualquier caso, el diagnóstico lo tiene que hacer un médico especialista en nutrición infantil.

Alergias y Bebés

Pero los padres pueden ayudar de alguna forma a prevenir que los niños desarrollen este tipo de alergias, y todo tiene que ver de cómo se introducen los alimentos en la dieta del bebé, y sobre todo saber cuáles son los alimentos adecuados para su edad.

La lactancia es primordial

Lo primero a tomar en consideración es que la lactancia materna es primordial durante al menos los primeros seis meses de vida, ya que la misma según La Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef)  “es una forma inigualable de facilitar el alimento ideal para el crecimiento y desarrollo correcto de los niños”. Además hay estudios que certifican que la leche materna contiene alérgenos alimentarios en la leche materna, que induce la tolerancia en el bebé, es por ésta razón que por lo general los niños que son amamantados hasta la edad de dos años tienden a no enfermarse una vez comienzan en el jardín de infancia. Sin embargo, usar la leche materna como sustituto de las vacunas sigue siendo un error.

En segunda estancia  se recomienda esperar que el niño cumpla una edad prudente para incorporar ciertos alimentos en la dieta diaria, y lo aconsejable es introducir uno a uno de los elementos para ver si presentan alguna reacción luego de la ingesta. Es en esta etapa donde se requiere especial atención por parte de todos los que rodean al bebé y llevar una lista (por lo menos mental) de las cosas que ya ha comido y que tolera. Es natural que el bebé se emocione con las cosas nuevas y que como padres quieran enseñarle de todo, pero en este punto, la paciencia es la clave.

Asimismo, expertos en nutrición infantil recomiendan evitar la leche de vaca o productos lácteos durante los primeros seis meses del bebé ya que la misma puede ayudar a desarrollar alergias alimentarias. En cuanto a los alimentos sólidos, aquellos infantes que son alimentados con sólidos los primero cuatro meses tienen un alto margen de sufrir de alergias hasta pasados los 10 años.

5 alimentos que pueden causar alergia a los bebés

  • Legumbres: ricas en proteínas vegetales, pero esta familia incluye a los cacahuates, como frutos secos y estos a escala mundial son uno de los productos que más alergia causan en las personas.
  • Pescados: sí, es verdad, el pescado tiene muchas proteínas, pero también tiene niacina, fósforo, selenio, vitaminas B6 y B12, hierro, magnesio y potasio, y estos componentes pueden ser potencialmente alérgicos para algunos niños.
  • Mariscos: este tipo de comida es una de las causantes más famosa de alergias sobre todo en los adultos, pero las alergias son algo que se desarrollan en la niñez, es por eso que se debe de tener mucho cuidado a la hora de alimentar a los niños con esta clase de alimentos.
  • La leche: cuando no es una leche especial para infantes la ingesta de lácteos puede causar alergia, y si es confirmado que el niño posee alergia por la leche, todos los productos con este componente son eliminados por completo.
  • Huevos: los huevos son una buena fuente de biotina, así como también de ácido fólico, y vitamina B-12 y ésta alergia se produce en las personas que tienen inmunoglobulinas IgE para este alimento.

A pesar de todo, el mundo alimenticio es inmenso, y siempre existirá una gran posibilidad de que el niño sufra de algún otro tipo de alergia, pero lo recomendable es eliminar por completo ese alimento de la dieta, hay quienes eliminan ciertos alimentos de la dieta del niño sin confirmar una alergia y esto puede causar un efecto dañino para el desarrollo óptimo del infante, y a la larga se verá reflejado en el peso, la estatura y malestares. Por ello, no se debe confundir precaución con “paranoia” no todo quiere hacerle daño al bebé.

Luego de que el pediatra haya determinado qué alimento causa la alergia se debe trabajar con un dietista para proporcionar una alimentación suficientemente equilibrada y sin el alimento problemático. Los alimentos deben proporcionarse uno a uno, y evitar las comidas mixtas, si ya se tiene un diagnóstico establecido entonces será mucho más fácil de realizar las comidas.

No hay nada de qué alarmarse, las alergias alimentarias son muy frecuentes en los más pequeños, sólo debes estar atenta a los síntomas que pueda presentar ya que pueden ser muy variados:

  • Cuadro de urticaria: está caracterizado por la presencia de ronchas en la piel que pican.
  • En casos más extremos se puede presentar angioedema, la cual se trata de una inflamación en las zonas más profundas de la piel, y esta puede llegar a afectar a la cara, labios y cuello. Ya que presenta un aspecto más hinchado puede llegar a ser más peligroso.
  • Náuseas, vómitos, dolor abdominal y diarrea: aunque estos síntomas no suelen relacionarse tanto con las alergias ya que pueden ser confundidos con un cuadro de gastroenteritis es importante saber si estos síntomas fueron provocados luego de la ingesta de un alimento.
  • Episodios de asma: estos son en casos extremos cuando el niño respira el vapor o el humo del alimento que le produce la alergia.

Cada síntoma o episodio puede ser diferente dependiendo del niño y del alimento y puede presentarse de manera leve o mucho más grave. Si se complica el cuadro alérgico puede llegar a suceder una reacción anafiláctica, y la misma puede causar una inflamación en múltiples órganos como el cuello y la tráquea causando dificultad para respirar, por eso es recomendable que al observar una reacción diferente luego de la ingesta de un alimento se debe llevar al bebé directo a la sala de emergencia para evitar un shock anafiláctico, el cual es la forma más grave de una reacción alérgica y sucede cuando no se puede regular la tensión arterial.

Referencias

Alergia a frutas y verduras

Alergias alimentarias

Qué clase de alimentos causan picazón

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

  • >

    Compartir con un amigo