Accesorios decorativos

Una guía para reparar aspiradoras del hogar

En la mayor parte de los lugares, hay una persona cercana que puede arreglar los problemas que puedas tener con tu aspiradora. Ya sea que reparen aspiradoras específicamente o electrodomésticos varios; de seguro son capaces de reparar aspiradoras del hogar.

Sin embargo, muchas veces el funcionamiento óptimo de nuestra aspiradora no se debe a una falla per se; sino a falta de mantenimiento o a un inconveniente menor. Conocer un poco sobre este tema es necesario; sobre todo si eres de las personas que gusta hacer los quehaceres del hogar en fin de semana.

Si a media tarde del día domingo te sorprende el hecho de que la aspiradora no está limpiando correctamente; lo más seguro es que el técnico o cualquier lugar en general de reparación de electrodomésticos, esté cerrado.

Además está la otra cara de la moneda: aprender a reparar las aspiradoras del hogar te supondrá un ahorro considerable de dinero. Los servicios de los expertos en el oficio implican dejar el producto varios días para su revisión y reparación.

Durante ese tiempo te ahogarás con el polvo en tu casa (casi literalmente) y; aunque no puedan repararla, de seguro habrá un recargo por revisión. Para ahorrarte todo ese proceso y ese posible final negativo; tómate unos minutos de tu tiempo para leer esta guía que te trae Visita Casas y conviértete en todo un técnico.

Conviértete en un técnico de aspiradoras con Visita Casas

Antes de comenzar debemos decirte algo que a nosotros mismos nos costó aprender: algunas veces es mejor dejar ir las cosas. Por más que nos guste nuestra aspiradora o cualquier electrodoméstico en particular; todos los aparatos, así como nosotros, tienen una vida útil.


Muchas veces no lo verás, pero un técnico sí te dirá a buenas primeras que, lo mejor es comprar un aparato nuevo. Aunque a veces se siente como que es su as bajo la manga cuando no pudieron reparar el equipo o; cuando resulta que lo dañaron más todavía de lo que ya estaba.

La mayor parte de las veces es cierto. Pues todos los profesionales de este oficio basan su clientela en su reputación y; no suelen mentir a las personas que acuden por sus servicios.

Así que, si tu aspiradora es antigua, si ha estado haciendo un “ruido extraño” los últimos meses, ha estado aspirando menos eficientemente y; de pronto simplemente se paró, tal vez la causa de ello sea que llegó al final de su vida útil.

Incluso si se detiene de golpe luego de haber funcionado perfectamente la falla puede ser irreparable; o repararla puede ser tan costosa como comprar una. Si ese es el caso, mejor compra una nueva; si ese no es el caso, entonces nosotros te ayudaremos a repararla.

Comencemos por lo más sencillo ¡hagamos juntos un buen mantenimiento a esa aspiradora!

Lo primero es (y siempre será) desconectar la aspiradora. Nunca intentes hacerle mantenimiento a tu aspiradora, por más mínimo que sea; mientras esté conectada a la toma corriente.

El siguiente paso es desensamblar todos los caños para asegurarnos de que no haya un gran trozo de papel obstruyendo; muchas veces esa es la causa del “gran problema de funcionamiento”.

Una vez hayas revisado todos los caños en busca de obstrucciones y los hayas limpiado, es hora de verificar lo que nos dice la aspiradora. Casi todas las aspiradoras en la zona de los cepillos tienen un indicador de polvo acumulado. Debes recurrir a las instrucciones de tu aspiradora en particular; pero por lo general rojo suele indicar mugre acumulada.

Luego es hora de sacar la bolsa donde se acumula el polvo. Por norma general, la mayoría de estas bolsas tienen un cierra en la parte inferior; debes abrir ese cierre dentro de una bolsa o papelera, recuerda que saltará mucho polvo si lo tomas a la ligera, hazlo con cuidado.

Si la bolsa está llena a más de 1/3 de su capacidad, notarás de forma inmediata como la aspiradora ya no funciona al 100%; es necesario que el aire circule de manera fluida a través de ella, por esa razón, una bolsa medio llena puede ser causal del malfuncionamiento.

Con un trapo seco (y luego húmedo) limpia el interior de la aspiradora en esa zona de almacenamiento de polvo y retira el primer filtro. Es muy importante que todos los filtros de tu aspiradora estén limpios y libres de obstrucciones. El filtro puede lavarse con agua, aunque también puedes comprar uno nuevo si lo deseas.

El segundo filtro

El segundo filtro puede que sea mucho más importante que el primero. Este se encuentra en la zona cercana al motor y es el responsable de evitar que el polvo se acumule allí; el motor es el corazón de toda aspiradora y, si se recalienta, puede fundirse, lo que en resumen significa la muerte de la aspiradora.

Mantenimiento a los cepillos

Los cepillos son otra parte vital de la aspiradora, ellos se encargan de atrapar la suciedad más gruesa de las alfombras. Estos suelen acumular muchos cabellos, pelos, hilo y otros residuos que realmente pueden obstaculizar.

Es importante que al desmontar el dorillo del cepillo tengas en cuenta su orientación en todo momento para cuando vayas a montarlo nuevamente. Limpiarlos es relativamente fácil, para esta tarea tu mejor aliado es una tijera; es la mejor forma de retirar los cabellos enrollados.

Presta mucha atención a los extremos de los rodamientos del rodillo del cepillo. La acumulación de residuos allí causa que este no gire como debería; no sólo es cuestión de limpiarlo, será necesario aplicar algo de lubricante.

La mejor forma de verificar si necesitarás cambiar o sólo limpiar esta parte, será comprobar qué tan bien giran de forma natural. Utiliza tu mano para esta parte, si observas que gira libremente, entonces puedes seguir usándolo.

Si no gira libremente, antes de comprar uno nuevo, desarma los extremos para limpiar los llamados cojinetes. Lubricar los cojinetes debe ser tu prioridad antes de reemplazar los cojinetes o todo el cepillo.

La correa de los cepillos

La acumulación de residuos en los cepillos traer como consecuencia que la correa que los sostiene pierda su vida útil. Al momento de volver a armar los cepillos, de seguro notarás como la correa queda algo holgada; puede que sea necesario cambiarla por una nueva. De todas formas ten en cuenta que, con un mantenimiento regular; de seguro no tendrás que realizar cambios de piezas.

¿Qué hacer cuando el mantenimiento falla?

El mantenimiento es el primer paso a la reparación, es a través de él que podremos determinar si alguna pieza está dañada o no. Cuando realices el mantenimiento, también debes estar buscando activamente posibles causales de falla.

Con la experiencia, aprenderás a buscar posibles fallas allí donde un técnico las buscaría pero; si quieres saltarte la sabiduría que viene con la experiencia, aquí te decimos qué debes buscar.

Correa fuera del eje de transmisión

Ya habíamos dicho que la acumulación de residuos causa que la correa se estire más de la cuenta. Si al realizar el mantenimiento y, tras haber armado la aspiradora; notas algo extraño cuando la arrastras sobre la superficie, lo más seguro es que tengas una correa “vencida”.

Aunque en un principio la correa puede “ajustarse correctamente”; la falla se nota más cuando comienzas a deslizar la aspiradora sobre superficies lisas en lugar de rugosas. Además de que notarás el hecho de que debes aplicar más presión de lo normal.

Este exceso de presión que sientes que debes aplicar al pasar la aspiradora, es la señal clara de que la correa ha perdido su vida útil. Lo mejor que puedes hacer (y lo que deberías) es cambiar la correa del rodillo de los cepillos.

Aunque aplicar más presión hará que los cepillos retiren los residuos del suelo; a la larga estarás forzando más el motor de la aspiradora, es decir, restándole vida útil.

El motor va “extraño”

¿El motor va lento, rápido o a veces desacelera y vuelve a acelerar? Cuando el motor se comporta de forma irregular mientras aspiramos, estamos frente a un problema de obstrucción más que eléctrico. Este problema de obstrucción puede desencadenar un problema eléctrico, es cierto; pero no debemos confundir una falla eléctrica en el motor sólo por sus síntomas.

El motor se comporta de tal manera cuando una fuerza está luchando en contra de su succión. Un claro ejemplo es cuando permitimos a la aspiradora succionar un paño, y luego lo halamos con nuestra propia fuerza.

El motor encuentra una resistencia que no le permite funcionar bien pero ya hemos revisado los filtros y la bolsa está vacía. Antes de entrar en pánico, lo que debemos hacer es revisar las mangueras y el canal de las mismas.

Para esta parte usaremos un alambre de hierro galvanizado. Es muy importante tener extremo cuidado, pues; al introducir el alambre podríamos agujerar las mangueras.

El resultado que debes buscar es pasar todo el alambre a través de la manguera y de las cavidades de la aspiradora. Es tanto el daño que esta suciedad puede causar, que muchas veces el botón de encendido puede no activarse. No por una falla en sí, sino porque el sistema de protección interno del motor evita que arranque. Muchas personas prefieren tirar a la basura sus aspiradoras por este tipo de falla; cuando en realidad sólo deben limpiarlas correctamente.

Aplicando lubricante al rodillo para mejor deslizamiento

Los rodillos/cepillos son otra pieza vital a la hora de usar la aspiradora. Muchas personas deciden comenzar a usar la aspiradora directamente con la manera antes que conectar la extensión del rodillo. Este error puede dañar definitivamente la aspiradora pues; los rodillos cumplen la función de atrapar otro tipo de suciedad que puede ser dañina para la integridad del motor y los filtros.

Si el rodillo muestra mal funcionamiento aun luego de limpiarlo ¡no lo cambies todavía! Primero has una prueba con un lubricante.

El mejor tipo de lubricante para estos elementos que suelen calentarse y entrar en contacto con algún tipo de suciedad es el lubricante 3 en 1.

Otro tipo de aceites tienden a endurecerse ante la presencia del calor. Además, debido a la suciedad; otro tipo de lubricantes pastosos suelen formar una especie de bola de suciedad. La grasa mecánica es un ejemplo claro de ello.

El aceite es el mejor aliado cuando se trata de lubricar estas partes mecánicas que entran en contacto directo con la suciedad. Su naturaleza lubricará los rodamientos del rodillo, pero; no atraparán ni se unirán al polvo formando un tapón.

Referencias:

Cómo limpiar la bolsa de la aspiradora fácilmente

Cómo darle mantenimiento a una aspiradora

Limpiar aspiradora

Todas las imágenes son cortesía de: pinterest.es

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

  • hola les quisiera hacer una consulta que debo hacer con una aspiradora con los carbones gastados comprar una aspiradora nueva o cambiarlos carbones y donde debo comprarlos y como instalarlos

  • como desarmo la aspiradora atma 1800 w le saque unos tornilos filips y aparentemente tiene otros q no se con q tipo de herramienta se saca ya q parese ser redondo

  • tengo l´aspiradora lectrolux luxotronic modelo 343,necesito manual de reparacion para desmontarla ayuda….

  • >

    Compartir con un amigo