Decoración de cocinas

Delantales: Tips para elegir el accesorio necesario para la cocina

Cada profesional de un oficio clásico tiene una indumentaria o herramientas igual de clásicas, desde el zapatero, pasando por el chico que reparte los periódicos; hasta incluso el profesional de la cocina.

Cuando pensamos en el uniforme de un profesional de la cocina ¿cuál es la primera pieza que se nos viene a la mente?

Así es, el delantal. Un blanco e inmaculado delantal o muchas veces una chaqueta.

Sin embargo, ¿qué ha tenido que pasar en la historia de la humanidad para que nuestra percepción sea esa? Muy pocas personas lo saben; lo peor es que, aquellos que lo saben, no lo comparten.

No es así el caso de Visita Casas. A continuación te presentamos un análisis completo de ésta magnífica pieza de indumentaria profesional; su origen, sus usos según quien la lleva y su evolución.

Te garantizo que, después de leer este artículo ¡querrás comprarte uno!

La Magnífica Historia del Delantal

Delantal

Para algunos es difícil de aceptar pero, en un principio; el delantal sólo se asociaba a la figura masculina. Barberos, zapateros e incluso canteros; según el grado social de la profesión en sí, cada hombre llevaba un delantal diferente como parte de su uniforme.

Se les conocieron primero como mandiles y, no fue sino hasta la post guerra, cuando EEUU junto a las empresas de publicidad; lo convirtieran en un símbolo de indumentaria femenina.

La razón por la cual esto ocurrió fue que, con tanta recesión y tanto negarse el compartir un plato de comida de forma familiar; las personas simplemente habían olvidado que no eran enemigos.

Es así como el delantal se convierte por así decirlo en la bandera de una cocina acogedora, de un ambiente familiar y la hospitalidad; pero no sólo de las mujeres, sino de todo el país.

El Delantal en el Hombre

Delantal

Como ya hemos mencionado, el delantal era una prenda que se asociaba a las profesiones masculinas, sin embargo; el cocinero comenzó a usar el delantal blanco como señal de pulcrito en la cocina.

Los primeros chef vestían realmente de gris, conforme la historia fue avanzando; nuevos accesorios pensados en la etiqueta pero al mismo tiempo en lo práctico, fueron apareciendo.

El más notable de todos ellos en la cocina ya no es el delantal sino el alto gorro de cocina. Mientras más alto es gorro del chef, mayor en su rango dentro de esa cocina.

El delantal, a pesar de haber sido pensado para proteger la ropa de la suciedad, rasgones, quemaduras; etc. A hoy en día es una prenda más que debe lucir impecable en todo momento.

Un chef no usa el delantal para proteger su uniforme de manchas, tampoco limpia sus manos o las seca siquiera con el delantal. Un gran chef nunca ensuciaría su delantal, incluso en la cocina más agitada.

El Delantal en la Mujer

En la mujer el delantal de la cocina, más que una prenda profesional; es un agregado de protección pero también belleza. Una belleza humana que hace ver a la mujer más hogareña y al mismo tiempo sexy.

La mujer, gracias a la forma curvilínea de su cuerpo; encontró en el delantal una prenda de moda al mismo tiempo que de trabajo. Ya no hablamos solamente de un uniforme diseñado para ensuciarse; es parte del look femenino y debe cuidarse como tal.

De allí que en la década de 1940 el gran mercado de los delantales se disparara increíblemente. Modelos con encajes, dibujos, de corte sexy e incluso el famoso delantal a la cintura.

Todos ellos pensados en una simple pero muy importante cualidad que los hombres no podrían igualar ni en mil años de evolución. Todos fueron rediseñados pensando en resaltar de forma hermosa la figura femenina.

La Evolución del Delantal

Con el inclemente paso del tiempo; son muy pocas las tradiciones las que se mantienen de forma tan hermosa como lo ha sido el uso del delantal. En la actualidad, el delantal “profesional” sigue representando, más que nunca; un símbolo de autoridad, higiene y pulcritud de la cocina.

En nuestros hogares ahora se ven estilos más cálidos, que invitan no sólo a la convivencia; sino que hacen una gran invitación. Y no solo las mujeres, los hombres también pueden gozar de un gran delantal semejante al delos zapateros; claro que, estos nuevos estilos de delantales vienen con una frase que nada tiene que ver con zapatos sino algo más como:

“Puedes besar al cocinero”

En todo caso, hasta los más pequeños de la casa pueden tener su delantal de príncipe o princesa ¡y quedan hermosos!

Para los empleados que cocinan en los restaurants o trabajan en las mesas, utilizar un delantal es a menudo un requerimiento. Mientras que sirven su propósito de prevenir manchas de café o grasa en el resto del uniforme; los delantales también son un útil agregado para servir las necesidades de los clientes.

Para los camareros y camareras que suelen usar solamente medio delantal alrededor de la cintura; es importante que contenga varios bolsillos accesibles con numerosos compartimentos para cargar las herramientas necesarias para el trabajo.

No solo es conveniente para el servidor presionado por el tiempo, sino que también impresionará a los clientes el tener el ítem necesario al alcance de sus ojos.

Los elementos que deben ser llevados por un camarero en su delantal incluyen:

  • Un menú
  • Dos o tres lapiceras
  • Sorbetes
  • Fósforos

Si es factible, los condimentos extra deben ser llevados como una carga suplementaria; paquetes de ketchup o de manteca. Pero siempre hay que asegurar los bolsillos para que los productos líquidos no ensucien los delantales

¡Esto le ocurre hasta a los mejores servidores!

Algunas veces, en el apuro de tener que llenar la taza de café pedida por el cliente, al apoyarse contra el mostrador o la mesa; puede causar una explosión nada agradable. Lo mejor es mantener ese tipo de aditivos en uno de los bolsillos de atrás para no correr riesgos.

¡Eligiendo el Mejor Delantal!

Delantal

En su mayoría los delantales vienen en algodón muy resistente al lavado. Recuerda que hablamos de una prenda que de seguro tendrá que soportar cientos de lavadas.

Es muy importantes por ello verificar la vida útil de la tela si se quiere dar siempre una impresión de limpieza inmaculada.

No hay mejor, y no creo que la haya en un futuro próximo; que un delantal blanco.

Aunque el delantal debe seguir cumpliendo sus características de ser práctico y cómodo para que a la persona que cocina y está en constante movimiento no le estorbe; es necesario también que vaya un paso más allá y se adapte a las necesidades de la persona.

Bolsillos, adornos, fácil de colocar y retirar; todos esos son factores que deberías tener en cuenta si quieres comprar un delantal de corte profesional. Siempre priorizando también la blancura.

Sea cual sea tu caso, un delantal debe ser llevado con orgullo; basta con echarle un ojo a las pinturas de la edad media para notar que más de una persona lleva un delantal puesto. Según los historiadores, se dice que comenzaron a usarse en el siglo XIII.

Es decir, si tienes un delantal; ten en consideración que lo que llevas es

¡Una prenda con más de 800 años de tradición!

Reflexiones finales

Otro asunto importante de los delantales son las tiras ajustables que deben ser atadas a la parte trasera del mesero. Como las personas vienen en todos los tamaños y medidas, ajustar estas tiras puede ser un show en sí mismo. Las personas con cintura más grande puede tener dificultades atando las tiras porque pueden resultarles demasiado cortas. Los mozos más flacos pueden llegar a tener que atar las tiras dos o tres veces para poder asegurar el delantal firmemente. Una solución posible es que la dirección compre delantales que se puedan amoldar a cualquiera tamaño, dándole un aspecto más uniformado a su personal.

Usando delantales

Las elecciones de color para los delantales de los cocineros de un restaurant no son tan significativas. Los delantales enteros de los lavaplatos, cocineros y hacedores de ensaladas son raramente vistos por el público que come. Probablemente esto sea algo bueno; ¡lo más probable es que estos empleados trabajadores estén muy sucios con todo tipo de comidas! Elegir una tonalidad para los delantales de los camareros, otra para los anfitriones, y otra para los valet permite una presentación creativa que puede combinar con la decoración del salón o con el esquema de color de los manteles y los muebles.

Finalmente, cuando elija delantales para los empleados de su restaurant, elija un material que pueda ser lavado fácilmente, y que no implique mucho esfuerzo para remover las manchas. Si bien los empleados trabajan mucho, también poseen una vida fuera del restaurant que puede restringirles tiempo para cuidar el uniforme. Si puede, provea por lo menos dos delantales a cada camarero o cocinero.

Referencias

Accesorios de cocina – Ikea

Cocinar – Accesorios de cocina & Accesorios para la colada – IKEA

Menaje de Cocina – Utensilios y accesorios de Cocina – BriCor

Utensilios y menaje de Cocina

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

>

Compartir con un amigo