Consejos decorativos

Reparación de calderas: Todo lo que debes saber

Con la llegada del invierno muchas veces nos encontramos que nuestra casa necesita alguna reparación u optimización para poder superar esta estación. Uno de las cosas que siempre necesitan mantenimiento y constante reparación son nuestras calderas; estos aparatos nos mantienen calientes durante al menos unos tres meses y es por esta razón que debemos prestarle mucha atención.

Existen algunas cosas que podemos tomar en cuenta para saber si nuestra caldera está fallando. Lo primero que debemos tener pendiente es si esta está generando algún tipo de rugido.

Por lo general, este es el primer síntoma que presentan las calderas que necesitan reparación. Antes de que empiece el invierno, debes revisar las condiciones de esta para evitar cualquier contratiempo y que tú y tu familia pasan un mal momento con las temperaturas bajas.

Precisamente porque pasan mucho tiempo sin actividad; suelen acumular mucho polvo, lo que causa atascos o averías mucho peores. En esta oportunidad, aquí en Visita Casas te diremos todo lo que necesitas saber sobre la reparación de calderas; y qué necesitas para mantener a estos aparatos en óptimas condiciones.

Revisando nuestra caldera

Lo primero que debemos hacer es revisar nuestra caldera; muchas personas piensan que esto tiene que hacerse por un experto, pero no es así; lo puedes hacer tú mismo, no te llevará más de cinco minutos en hacerlo.

El mejor momento para hacerlo es a principios de octubre; antes de que llegue el otoño; o a finales de mayo si estás en américa del sur.

La revisión te ayudará a comprobar que todo está funcionando bien y que no tendrás ningún problema en invierno. ¿Qué es lo que estamos buscando? Buscamos acumulación de polvo; alguna pieza oxidada, algún ruido extraño que no hayamos escuchado antes; y sobre todo, si está calentando lo suficiente.

Si ves alguna de estas fallas, es importante que actúes con rapidez; aquí en Visita Casas te diremos cuáles son las acciones que debes de seguir luego de encontrar algunas de estos problemas y cómo puedes solucionarlo tú mismo; y sobre todo cuándo es tiempo de llamar a un profesional.

Problemas más comunes de las calderas


Falla de la bomba

El primer problema y el cual suele ser el más común es el ruido de rozamiento. Esto se debe a que la bomba de la caldera está fallando. La mejor manera de solucionar esto es reparándola o cambiándola; sin embargo, este es un problema que debes dejarlo en las manos de un profesional ya que por lo general si lo hacer tú es posible que te enfrentes con algunos problemas técnicos que no sabrás cómo solucionar.

Si escuchas algún goteo

Si la caldera está goteando en algún punto de la parte inferior de ella; se puede tratar de una rotura de la válvula de seguridad; pero es mejor revisar antes de dar con un diagnóstico porque muchas veces suelen ser los puntos que unen la caldera con el racor lo que está provocando este goteo.

Si te encuentras con este problema, es mejor también dejarlo en las manos de un experto; así podrá cambiar o soldar las partes para que no ocurra más este goteo.

Acumulación de polvo

Este problema es el más común en aquellos aparatos que solo se usan en temporadas específicas del año; lo que debemos hacer con trapo seco tratar de sacar todo el polvo que veamos en la superficie; evita pasar trapos húmedos.

Si tienes un compresor puedes tratar de sacar el polvo siempre de adentro hacia afuera; nunca lo hagas de afuera hacia adentro porque es posible que este polvo ingrese a las partes internas de la caldera haciendo que se produzca otra clase de problemas.

Baja de presión

Esto es un problema muy común en las calderas; además, no necesitas un especialista para poder solucionar este problema. Realmente se trata de un desajuste y la mejor manera para que este aparato vuelva a funcionar como antes es llenando el circuito con la presión recomendada del fabricante de tu caldera.

Por lo general necesitaras unos 1,5kgs en el manómetro para que esta vuelva a funcionar correctamente.

Obstrucción en la salida de humos

Muchas personas no saben cómo detectar cuando esto ocurre; pero aquí en Visita Casas te diremos cómo hacerlo.

Tienes que mirar el panel electrónico de la caldera. Es importante que tengas las instrucciones del aparato a la mano; de esta forma sabrás cómo encontrarlo.

Esto es muy importante ya que un bloqueo en la salida de humos puede conllevar a que se genere un exceso de monóxido de carbono y puede producir un exceso de monóxido de carbono que puede ser peligroso; por eso es necesario buscarle una salida efectiva ya sea por un conducto de salida, una ventana o una chimenea.

Si no encuentras el fallo de la obstrucción, es mejor que llames a un técnico que se especialice en calderas; ya que este podrá revisar con dedicación en dónde está localizada la obstrucción y podrá hacer que el monóxido no penetre el lugar dejando expuestos a las personas de su peligro.

Otras averías comunes y reparaciones de calderas

Además de las ya mencionadas averías que suelen ser las más comunes con las calderas; nos encontramos con otras que pueden llegar a producirse si el mantenimiento de estas no es óptimo o si no se han usado en mucho tiempo.

Bloqueo de la bomba de recirculación 

La mejor manera de saber si esta está funcionando es a través de la temperatura; luego de prender la caldera debes de fijarte si la temperatura se mantiene elevada o si se apaga inmediatamente cuando calienta.

De ser así, entonces la caldera presenta un problema de bloqueo de la bomba de recirculación. Lo mejor que puedes hacer es llamar a un especialista para examine este problema; porque muchas veces se puede tratar de un bloqueo del suministro de gas.

Pero antes de llamar a un especialista asegúrate primero de que la llave del gas esté abierta; y sobre todo que hayas pagado la factura del gas; muchas personas creen que su caldera no funciona porque hay un bloqueo en el gas pero resulta que es que no han pagado la factura y la compañía ha decidido no suministrarle más de este.

Suena increíble pero sí pasa.

Revisando la sonda de temperatura

Esta avería es fácil de saber porque te darás de cuenta inmediatamente; esta es la encargada de mantener las cosas calientes; si no está calentando el agua o el ambiente, pero sí escuchas funcionar al motor entonces el problema está en la sonda de temperatura.

De ser así, entonces necesitarás cambiar esta pieza; para eso deberás pedirle ayuda a un técnico en reparación de calderas para que pueda hacer el cambio.

Últimos consejos

Es importante además, chequear que las tuberías se encuentren en un estado óptimo para ayudar con la circulación del calor. Muchas veces pensamos que la falla es nada más con la caldera; pero otras veces es un problema en conjunto de diferentes factores.

Por eso, recomendamos que antes de que se acerque el invierno, revisar toda la casa para saber qué es lo que se necesita cambiar antes de que el frío azote. Así como también, hacerle mantenimiento aunque no la estés usando.

Recuerda que la protección de ti y de tu familia es una de las cosas más importantes; y antes cualquier duda o problema es mejor llamar a un especialista para evitar que ocurra algo mucho más grave.

Referencias:

Estas son las 7 averías más habituales en tu caldera 
Reparación de una caldera de gas
MANTENER Y REPARAR CALDERAS

Todas las imágenes son cortesía de: pinterest.es

 

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

>

Compartir con un amigo