Terrazas pequeñas: 9 técnicas fáciles de decoración

Las terrazas pequeñas de los apartamentos en la ciudad siempre suelen ser un dolor de cabeza al momento de decorarlas; al menos para el ojo inexperto. Sin embargo, en Visita Casas, cada vez que vemos una pequeña terraza dejada al olvido porque no se sabe aprovechar el espacio; se nos vienen mil ideas a la cabeza de cómo podríamos mejorarla.

Hoy queremos compartir contigo parte de esas ideas, porque las terrazas pequeñas; sin importar que tan reducidas sean, tienen todo el potencial del mundo para convertirse en un espacio maravilloso para el disfrute en soledad o en compañía. Quédate con nosotros y descubre cómo sacarle el máximo provecho a ese espacio que tienes sin aprovechar.

Utiliza un jardín vertical

En la jungla de cemento debemos traer el verde de la naturaleza hacia dentro de la casa, sin embargo, al tener un espacio tan limitado; integrar grandes macetas para cubrir el espacio con suficiente verde equivaldría a utilizar toda la terraza de una forma poco óptima.

Es allí donde entran en juego los jardines verticales y colgantes en la pared. Porque si hay algo que tienen en común todas las terrazas pequeñas que hemos visto a lo largo de los años; es una pared que definitivamente no nos gusta. Las personas al olvidarse del espacio que brinda la terraza; descuidan el cuidado de las paredes exteriores, que de por sí están bajo más estrés que las internas.

De hecho, la mayoría de las veces las personas no utilizan una pintura de exteriores para estas paredes; por lo que irremediablemente termina afeándose más rápido que las internas sin que se den cuenta. Con un jardín vertical todos esos problemas se solucionan; tanto los de pintura como el de no incluir grandes macetas para tener muchas plantas. Haz la prueba y constrúyelo tú mismo; te aseguramos que te divertirás con ese proyecto.

Colocar muebles bajos y en posición de “L” o de “U”

La mejor forma de aprovechar el espacio en las terrazas pequeñas es colocar los muebles en forma de “L” o de “U” para ganar más espacio libre. No necesitas muebles enfrentados ni varias sillas, coloca una única unidad (o varias unificadas); de manera que puedas compartir con varias personas todos cómodamente sentados.

En este punto, puedes hacer que alguna planta sea parte de la forma final en que ubicas el mobiliario para añadirle más verde a la terraza y tener más naturaleza entorno a ti. Por supuesto, si hay alguna tumbona en particular a la que no quieras renunciar, no te preocupes; puedes incluirla como parte del mobiliario para darle ese toque personal. Solo recuerda no exagerar con la cantidad de muebles individuales.

Que el verde y el blanco sean los colores protagonistas

Como paisajistas, para este tipo de terrazas siempre solemos utilizar cuatro colores: el verde, el blanco, el azul y los tonos madera. Todos los elementos para crear un espacio acogedor deben incluir esos colores; al menos en nuestra visión. También solemos incorporar algo de hierro forjado algunas veces, pero depende del tipo de terraza que estemos decorando; lo cual viene dado prácticamente por la edad del edificio.

El blanco, como ya sabes, es utilizado para el minimalismo y para hacer lucir los espacios más grandes de lo que son. Llevar el blanco a los muebles es una gran idea para lograr este efecto. El azul es para el agua; como paisajistas; siempre nos gusta incluir el agua como elemento complementario la madera dentro de nuestras decoraciones.

Gracias al jardín vertical en la pared, te garantizamos que puedes agregar una bomba para una fuente sin ningún problema; solo necesitarás algo para cubrir la instalación en el suelo, pero ya hablaremos de eso.

Aprovecha al máximo la luz natural y artificial fuera de la terraza

Si la terraza la utilizarás mayormente de día, entonces no debes complicarte al momento de decorar pensando cómo agregar una lámpara. Así mismo, si las luces desde dentro de tu casa se proyectan hacia la terraza o; si cuentas con una lámpara de pie cuya luz puedes dirigir hacia la terraza, no te mortifiques intentando incluir un foco ni mucho menos haciendo una instalación complicada. Aprovecha las opciones y recursos externos; porque incluso las luces de los vecinos y de la luna te pueden ayudar en este punto.

Utiliza materiales especiales para exterior

Ya habíamos hablado del daño en la pintura de exterior, pues lo mismo ocurre con los textiles, las maderas los metales y, en general; todos los elementos decorativos que vayan a estar a la intemperie en la terraza. Utiliza materiales que sean resistentes a los espacios exteriores, eso incluye tanto el sol como la lluvia. Que las maderas de tus muebles estén debidamente pintadas con pintura impermeable y que los textiles no tengan tintas que decoloren con facilidad.

Si haces una pequeña inversión en calidad de materiales, ahorrarás mucho más dinero a largo plazo que si constantemente renovaras todos los elementos conforme se vayan deteriorando.

Utiliza muebles modulares capaces de cumplir doble función

En lugar de un armario o una mesa de centro, que tus muebles cumplan la función de baúles o que tengan cajones en los cuales guardar los cojines y libros. Si vas a colocar una mesa de centro, que esta tenga varias tomas de corriente para los teléfonos celulares y también sea como un baúl; o que pueda ampliarse en tamaño.

Mientras más funciones puedan cumplir un mismo mueble que, a simple vista luzca sencillo y minimalista; más provecho le sacarás a esa inversión en un espacio reducido como el de las terrazas pequeñas.

Dale prioridad a tus necesidades y a lo que realmente quieres

Una terraza suele ser un espacio que invita a disfrutar a fuera, pero al tratarse de algo tan reducido; debes darle prioridad a lo que realmente te importa a ti. Si quieres un rincón de lectura, entonces enfoca la decoración a tener un buen lugar donde tumbarte cómodamente a leer.

Si eres amante de la vida social, utiliza el espacio que hubieras usado para la tumbona para colocar en su lugar un mini bar; establece un tema para tu terraza y trabaja alrededor de ese tema, te garantizamos que estarás feliz con ese resultado; mucho más feliz del que hubieras obtenido si intentabas complacer a todos abarcando cada aspecto.

Coloca césped artificial

El césped artificial solo requiere un poco de agua para ser lavado (muy poca agua); y que lo aspires con la misma regularidad que aspiras tu casa. No obstante, los beneficios que ofrece tanto a nivel estético como práctico son increíbles. Un solo gasto y ya tendrás una alfombra, es decir; un nuevo espacio habilitado para sentar y disfrutar del ambiente exterior. Agregando más cojines, podrás ampliar enormemente las posibilidades de estar cómodos.

Por si fuera poco, esta es la manera más eficiente de ocultar instalaciones eléctricas o de agua; en lugar de tener muchos cables colgantes que afearán la terraza, pasa los cables por debajo del césped y tendrás un paisaje hermoso y práctico.

Pega las cosas a la pared para ganar espacio al centro

Utiliza mobiliario que pueda adjuntarse lo más posible a la pared cuando no se está utilizando. Una barra y bancos son mucha mejor opción que una mesa y sillas. Ganar espacio al centro es primordial para hacer que las terrazas pequeñas luzcan más grandes.

 Y la misma cantidad de personas que se pueden sentar en torno a una mesa pequeña; se pueden sentar a lo largo de una barra. Disfruta de la vista en lugar de darle la espalda de manera incómoda; aprovecha al máximo el espacio siempre que puedas. No tienes que excluir elementos, solo incluir sus versiones más óptimas.

Referencias:

  1. 10 terrazas pequeñas pero bien aprovechadas
  2. Terrazas pequeñas 60 fotos e ideas
  3. DECORACIÓN DE TERRAZAS Y BALCONES IDEAS ORIGINALES
  4. Más de 25 ideas increíbles sobre Terrazas pequeñas
  5. Decoración terrazas pequeñas o grandes 36 opciones

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora
>
close

¿Dudas o Consultas sobre Decoración?

Consulta a nuestros especialistas:

Compartir con un amigo