Decoracion

Una guía para colocar murales tropicales en la pared

Los murales en la pared del hogar son perfectos para crear la ilusión de que viven en un paraíso natural dentro de casa. Nuestros favoritos en particular; son los murales tropicales.

Estos pueden traer amaneceres y calidez a un cuarto que no tenga ventanas o, pueden ayudar a combatir la tristeza del invierno. Una escena tropical en una habitación no es tarea fácil de pintar porque, para hacer que la escena cobre vida; necesitarás usar perspectiva y coloreados complejos para capturar la luz y la sombra.

Sin embargo, nuestra experiencia creando murales en todo tipo de espacios; nos ha dejado varios trucos que son muy prácticos al momento de hacer este tipo de trabajo.

Si estás planeando hacer un mural en el cuarto de los niños o, si quieres agregar un poco de vida a un espacio monótono; cualesquiera que sean tus planes, te aseguramos que este artículo te vendrá de gran ayuda. Así que antes de comenzar a pintar e incluso antes de que compres los materiales para pintar; quédate a leer lo que nosotros, aquí en Visita Casas, tenemos que decirte sobre pintar murales tropicales, y cualquier tipo de mural en casa.

¿Por qué pintar un mural habiendo otras alternativas?

Muchas veces, cuando proponemos pintar un mural en un espacio de alguna casa que visitamos; surge la pregunta ¿y por qué mejor no se usa otra cosa?

Obviamente las alternativas son muchas:

  • Un cuadro
  • Pegatinas decorativas
  • Una alfombra
  • Un espejo
  • Colocar repisas

En fin, las opciones siguen y siguen apareciendo hasta el punto que se nos olvida que primeramente estábamos hablando de pintar un mural. Lo cierto es que todo depende de los gustos de cada persona, sin embargo; un mural no es solo una pintura, es la experiencia de pintarlo y, la energía que se transmite a través de él.

Además, hay espacios en donde pintar un mural es la mejor opción de todas; un ejemplo claro de ello es en la habitación del bebé. Una decoración con un mural es, y siempre será; mucho más cálida que calcomanías u otra opción prefabricada.

Pero cuando hablamos específicamente de murales tropicales, entonces la posibilidad de duda desaparece; en realidad no hay un equivalente a la energía que transmite un mural tropical.

Sus colores que recuerdan las playas más hermosas del mundo, la fauna y los frutos; todo ello no puede ser superado salvo por el escenario real, por lo que, antes de que sigas y sigas buscando, te ahorramos el trabajo diciéndote esto: no hay mejor opción que un mural si quieres traer un pedacito del clima tropical a casa.

Salvo el trabajo que viene luego, el cual es complementar con aromas; y en este sentido valen mucho más los inciensos y velas, esto debido a que ligeramente aumentan la temperatura interior.

Claro que, siempre puedes optar por opciones más frescas; siendo que los mejores aliados de un mural tropical son las ventanas abiertas y un poco de luz de sol.

¿Qué colores utilizar para pintar un mural tropical?

La variedad de colores puede ser muy extensa, aunque también puede limitarse a unos cuatro colores; todo dependerá de la cantidad de elementos que quieras agregar al mural.

En este sentido, no cuenta tanto la complejidad del mismo, puedes pintar los elementos con un estilo caricaturizado, claro que, también puedes explayarte a nivel artístico y pintar un mural hiperrealista. En cualquier caso, la variedad de colores la exige la cantidad de elementos a añadir.

Un ejemplo claro de lo que necesitas sería:

  • Amarillo Sol, que puedes reconocer fácilmente por su código Hex #39f18
  • Azul cielo, que utilizarás para el cielo y el agua
  • Blanco para las nubes
  • Marrón para una palmera y sus cocos
  • Verde para las hojas de la palmera

Sólo con estos colores puedes crear distintas combinaciones que te permitirán darle vida al mural. Con el amarillo, marrón, blanco y verde; puedes pintar una piña.

El blanco también puede ser utilizado para pintar una tumbona frente a la playa. Y el amarillo con el color blanco y marrón te pueden ayudar para pintar un paisaje con mucha arena.

No obstante, cuando piensas en más elementos que caracterizan al clima tropical; te darás cuenta que necesitarás más colores que técnica. Un ejemplo claro es cuando quieres agregar fauna. Un animal que luce muy tropical es la guacamaya; para pintar una necesitarás agregar otros colores a los que ya tienes:

  • Negro
  • Rojo

Partiendo de esos colores y mezclando con los ya mencionados; puedes pintar un tucán, gaviotas o algo de fauna marina como una estrella o un delfín. Aunque para este último tal vez sea mejor que consigas algo de plateado.

Pero en conclusión, es por la variedad de colores que un mural tropical es tan único en su clase y no tiene igual.

Haciendo los preparativos previos al trabajo artístico

El trabajo previo al mural es uno de los más importantes, como todo proyecto grande que realizamos en la vida; la planificación es crucial. Y es este tipo de trabajo, la palabra planificar puede interpretarte como plano o maquetación.

Comienza por despejar toda el área donde cercana a la pared donde realizarás el mural. Un espacio para la creatividad debe ser amplio, por lo que, aunque tu mural no sea muy grande; asegúrate de tener suficiente espacio para tumbarte en el piso y hasta para poder acostarte por completo. Después de todo, cuando la creatividad fluye, solemos asumir posiciones muy graciosas mientras pintamos; debido a que no podemos rotar el lienzo, en este caso la pared, rotamos nosotros.

Otro punto importante por el cual necesitas espacio es para dibujar el boceto. Utilizando un simple lápiz de dibujo y una goma de borrar, nosotros en Visita Casas trazamos todo el diseño de nuestro dibujo; borrando todas las veces que sean necesarias, no esperes que quede perfecto, pero es bueno tener una idea.

Una técnica muy útil es imprimir o dibujar el diseño de mural que quieras hacer en una hoja cuadriculada; luego solo debes dibujar en la pared una cuadrícula, así conseguirás proporciones mucho más exactas si utilizas la cuadrícula con las medidas convertidas en la pared. Hay que recalcar que este método lleva más tiempo y, si no buscas perfección milimétrica; entonces no deberías preocuparte tanto por ello.

El último preparativo es, por supuesto; cubrir con plástico protector y enmascarar todos los elementos que no quieras que se cubran de pintura. Desde el piso hasta las paredes adyacentes, sin olvidar los sócalos y tal vez alguna lámpara que no hayas podido o querido desmontar; a veces el diseño de las lámparas puede aprovecharse en los murales.

¿Usar una imprimación o no utilizarla?

He aquí otra de las grandes preguntas que surgen al momento de pintar un mural tropical. A pesar de poseer colores muy oscuros, otros también pueden llegar a ser muy claros, incluso más claros del color de tu pared. En esos casos, y para cubrir correctamente el color base además de ahorrar en material ¿es necesario hacer una imprimación?

Pues la verdad es que la elección queda a tu criterio. Nosotros en Visita Casas hemos utilizamos una imprimación al momento de hacer murales; obviamente no en toda la pared, sino en las zonas que nos disponemos a pintar, y no siempre en todas.

Al utilizar una imprimación blanca se puede lograr un efecto muy claro en la arena del paisaje tropical; lo mismo sucede al momento de querer marcar una clara diferencia entre el cielo y el mar. Sin embargo, no es necesario el primer porque para este tipo de trabajos utilizarás pintura acrílica; en la tienda debes especificar que es para un mural de interiores, ellos de seguro tendrán un producto con una adherencia y capacidad de cubrir muy bueno.

Pintando el mural

Ya hemos hablado de los colores que necesitarás y que son característicos de los murales tropicales, sin embargo; hay algo que no debes hacer nunca y eso es limitar tu creatividad.

Las escenas tropicales no son sólo sol, arena y agua; además de la fauna y las flores tan características del clima tropical, existen muchos elementos de la cultura en sí.

Cuando piensas en un país tropical no solo se trata de la playa; también están las personas y esos detalles que los diferencian del resto del mundo. Uno de los detalles tropicales más característicos son los mandalas tropicales; y basta uno de estos mandalas en una pared para darle un toque totalmente tropical a una habitación.

Pero no el típico paisaje tropical claramente hecho por un amateur, sino un aura tropical cargada de simbolismo. Y es que los mandalas puedes ser usados para protección, bendición o simple diversión.

Los mandalas tribales son un agregado tropical que se ve en muy pocos hogares. Es cierto que los famosos atrapa sueños cuelgan en los cuartos de muchas personas; pero el mandala a manera de mural es algo que no todos se atreven a tener.

Lo mejor de estos diseños es que son relativamente sencillos de hacer, no necesitas habilidades artísticas excepcionales y; al tratarse de un diseño grande, podrás recrear los detalles más pequeños que son tan difíciles de hacer en un diseño tradicional.

La cantidad de colores que puedes agregar a un mandala también determinará la estética de en general. Uno nocturno debería estar cargado de tonos violetas y morados; rememorando el cielo nocturno de la playa.

Por otra parte, puedes utilizar los colores de la guacamaya o del tucán para obtener un mandala más diurno; de esa manera, el trabajo final destacará más en un momento del día específico.

Mezclando todos los elementos

El mural tropical “ideal” es aquel que no deja de lado la belleza de la cultura tropical en general, no solo sus paisajes tan hermosos, llenos de azul y blanco; sino también lo que las personas transmiten y lo que la naturaleza transmite.

Un mural ideal debería involucrar las flores que más te gusten, después de todo; no tienes que incluir elementos que no te sean atractivos. Pero tampoco temas en incluir algún diseño que no has visto en ningún otro lugar.

Involucra también algo de fauna, las parejas de guacamayas son mucho más coloridas y tropicales que un grupo de gaviotas al vuelo. También puedes agregar un tucán al vuelo, no son difíciles de pintar gracias a su plumaje negro.

No temas en añadir la siempre clásica palmera, pero combínala con flores en su tronco. Algo que sí podrías obviar son las personas. No es que sea una regla que debas seguir al pie, pero los niños suelen asustarse con la figura sombría de una persona en la pared; no agregues tú una.

También puedes pintar un gran mandala, todo hecho a base de pequeños círculos trazados con un compás. Para ese tipo de diseño te recomendamos utilizar el lápiz y la goma de borrar; aunque no te cohíbas si quieres darle un toque personal a mano alzada.

Un ejemplo del trabajo general que te decimos lo puedes apreciar en el siguiente video. Recuerda, no tiene que ser un trabajo de un día. Tómate tu tiempo y disfruta del trabajo final llevando la magia del trópico a tu hogar a través del arte.

Referencias:

Mural de pared Atardecer tropical 

Papel de pared Estampado de hojas tropicales

Cabecero, Tropical y Murales

Todas las imágenes son cortesía de: pinterest.es

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

  • Necesito un mural tropical con playa de 3mx3m, lo distribuyen y me lo pueden enviar o contactarme con un distribuidor, gracias.

  • necesito un diseño para colocar en la pared como cenefa en la parte superior muchas gracias

  • >

    Compartir con un amigo