Decoración de exteriores Jardín

Bordillos y borduras para jardines: Muestrarios y recomendaciones

Los trabajos que se pueden hacer en nuestro jardín para darle más belleza y personalidad son innumerables. Desde experimentar paisajismo con distintas especies de planta; hasta modificar y encaminar la forma en que estas crecen, todo con el fin de lograr la estampa final que queremos ver. Con eso en mente, una de las técnicas más útiles para lograr nuestro objetivo son los bordillos y borduras para el jardín.

Saber cómo colocarlos y cuándo utilizarlos, representa una gran ventaja para cualquier paisajista o adepto a la jardinería. Ya sean para trabajos simples o trabajos en los que se utilice cemento y/o hormigón; los bordillos y borduras le dan ese toque final a la escena al permitirnos definir claramente los espacios dentro del mismo jardín. Acompáñanos hoy en Visita Casas y descubre con nosotros distintos modelos de este magnífico recurso y; aprende a utilizarlos según sea tu caso. 

Entre bordillos y borduras, ¿cuál deberías utilizar?

Piedra, hormigón y/o traviesas sobre puestas en tu jardín; muy similares a los que puedes ver conteniendo la forma de las aceras. Esa es la “apariencia” general que define a los bordillos. Es decir, son un recurso del paisajismo que luce mucho más firme por su naturaleza y; que ofrecen grandes opciones en otros ambientes del exterior como las terrazas o el huerto.

bordillos y borduras

Una de las más grandes ventajas de los bordillos en el paisajismo, al ir sobrepuestos; es que pueden utilizarse como escalones al momento de crear un sendero similar al que se ven dentro de los jardines japoneses. Por lo que, si estás pensando en utilizar este recurso de diversas formas a corto y largo plazo; entonces los mejor es aprovechar la versatilidad de los bordillos, en lugar de utilizar borduras.

¿De qué otra forma pueden ser colocados?

Las borduras ofrecen una ventaja sobre los bordillos, y es que su naturaleza maleable; permite doblarlos ligeramente al momento de la instalación. Pueden enterrarse o clavarse en la tierra del jardín, y gracias a que pueden tratarse de largas piezas; el trabajo es mucho más sencillo de realizar, mientras prestes atención en busca de alguna irregularidad en la curvatura no tendrás problemas.

Aunque el fabricante de las borduras (especialmente de plástico), suele indicar dónde colocar las estacas que mantienen a la estructura enterrada; en Visita Casas hemos notado que a veces, 60 centímetros es el recorrido máximo que puede hacer una bordura delgada antes de necesitar un refuerzo adicional para cuidar su forma.

Tal vez en tu caso no sea necesario, pero lo mejor es verificar la calidad de la forma final de la bordura; así evitaras que con el tiempo el peso de la tierra haga que se deforme.

Distintos modelos de borduras y bordillos, aplica el que mejor vaya con tu jardín

Al momento de instalar bordillos o borduras, lo primero que debes definir es tu estilo, el estilo de tu jardín ¿Qué es lo que realmente prefieres?

  • Un aspecto natural o,
  • Una fusión equilibrada entre naturaleza y tecnología

Teniendo eso en mente, podrás comenzar a elegir entre la gran variedad de diseños que ofrecen tanto las borduras como los bordillos. Y es que los distintos materiales en los que vienen fabricados pueden incluso imitar a la naturaleza; pero sin tener esas debilidades que la misma posee.

bordillos y borduras

Un ejemplo claro son las borduras de composite; que es un material el cual imita perfectamente a la madera, pero no requiere el mantenimiento que requieren las borduras hechas de ese material. Además, no tendrás un pequeño cargo de conciencia al utilizar los recursos naturales de nuestro planeta para un proyecto tan vanidoso; en todo caso, si prefieres la madera real; siempre busca el sello de aprobación PEFC que garantiza que la madera fue obtenida de un bosque auto sostenible.

La otra opción, y que es la que solemos utilizar en Visita Casas para este tipo de proyectos; es la resina. La misma puede imitar la piedra, madera o metal, puede ser flexible o rígida, de largos tramos o cortos; es en fin, el material que mejor se adapta a lo que busca el consumidor.

Borduras de madera o imitación de madera

Este tipo de bordura es especialmente recomendable cuando tienes un jardín que quieres conservar lo más natural posible y que está lleno de verde en combinación con los colores de la naturaleza. Para no perturbar en lo más mínimo la escena, utiliza este tipo de delimitador para definir espacios entre tus plantas. Son altamente recomendables para crear un hermoso círculo entorno a una planta que quieres aislar y proteger del resto.

Bordillos de piedra

Cuando quieres crear un sendero que contenga piedra blanca y que haga un recorrido directo desde tu casa y por todo el jardín; la mejor opción por la que puedes optar es la piedra. Mantén el concepto en todos sus ángulos, tanto el camino del sendero como el material utilizado para delimitar el espacio.

Los bordillos de piedra también son el mejor recurso que puedes utilizar cuando el sendero va desde la acera que da a la calle hasta tu casa. Puesto que el camino desde ese punto a tu puerta principal será seguramente de cemento; una gran manera de hacer la transición hacia el césped que hay en tu fachada, es utilizar bordillos de piedra.

Pero no por haber utilizado este recurso en la entrada hacia tu casa; debes mantenerlo en el jardín trasero. Es cierto que mantener cierta uniformidad es válido; pero también lo es darle su personalidad a cada ambiente de tu casa. Sobre todo si tienes un jardín muy rico.

Borduras de metal

Siempre y cuando sean más bajas que una valla, aunque sean de hierro forjado y con arcos entramados que permitan ver hacia el otro lado; puedes considerar las borduras de metal como un recurso al cual acudir más que válido.

Sus arcos dejan espacios en blanco entre los cuales de cierta forma se siguen conectando tanto las plantas de un lado como la zona del otro, ya sea césped, cemento y hormigón. Esta conexión invisible contribuye a mantener una sensación de unidad entre todos los elementos a pesar de la separación práctica.

Mantén el equilibrio entre tu jardín y tu hogar

Si tu hogar es de tejas, podrías entonces utilizar bordillos de bloques rojos. Si las paredes de tu casa son blancas; podrías entonces utilizar borduras flexibles de color negro conteniendo un sendero blanco.

En otras palabras, nunca debes olvidar que el jardín es parte de tu hogar y, el paisaje que quieras crear no siempre se apreciará desde tu casa hacia el jardín sino del jardín hacia tu casa.

Teniendo esa premisa en mente, tomate el tiempo de caminar hacia el límite de tu jardín y considerar el paisaje desde allí también.

Antes de elegir este tipo de elementos decorativos, en especial si incluirás un sendero; lo mejor es elaborar varios esquemas. Es cierto que un bordillo de piedra rojiza iría genial para contener arbustos que no están rodeadas de césped sino de tierra fértil; pero al mismo tiempo, si existe una armonía de colores entre esos dos elementos y las paredes de tu hogar, el paisaje se verá mucho mejor.

Puede que te tome varios intentos dar con el diseño más adecuado, pero una vez que lo tengas; ya tendrás casi todo el trabajo hecho. Y es que si algo maravilloso tienen los bordillos y borduras para jardines es que son muy fáciles de instalar.

Referencias:

  1. Bordillos y borduras - Leroy Merlin
  2. Borduras para jardines – Digebis
  3. Delimitadores de bordes para jardín | Amazon
  4. Bordillos y borduras para jardín - ManoMano.es
Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

>

Compartir con un amigo