Jardín

¿Cómo lograr plantas libres de plagas?

Las plagas en el huerto son definitivamente uno de los peores males para los amantes de la jardinería. Los más experimentados, sabemos que la existencia de la fauna en las plantas es necesaria para su sano crecimiento, sin embargo; un poco de fauna no es sinónimo de colmenas de insectos. Por eso, hoy hablaremos de cómo mantener las plantas libres de plagas.

Aunque es un tema que puede abordarse de manera muy puntual (al atacar un tipo de plaga en específico) lo ideal es tener una versión bastante generalizada; sobre todo si estás comenzando a mantener un jardín. Así que, ya sea que has comenzado a ver más insectos de los que te gustaría o; si tienes la mala suerte de haberte encontrado con un gran daño en tus plantas infestadas hasta las raíces de insectos ¡no te preocupes!

En Visita Casas te explicamos qué hacer según la gravedad del asunto, y lo mejor de todo; con elementos caseros que te ayudarán a cuidar el ambiente y no causar un gran daño a largo plazo a tu jardín.

Identificando el mejor insecticida para plagas

Cuando hablamos de insecticida para plagas, lo primero que se nos viene a la mente es un producto químico de alta potencia. Y es que en el fondo sabemos que, para poder controlar la población de insectos invasores en las plantas; el hombre ha desarrollado y perfeccionado todo tipo de productos que ahuyentan, atacan o simplemente sesgan la vida de los insectos.

Las fórmulas que actualmente se consiguen en el mercado son extremadamente poderosas, a veces demasiado poderosas. Pues para nadie es secreto que, las plantas más delicadas; terminan muriendo por efecto de los insecticidas.

Entonces ¿Cuál es el insecticida ideal que nos ayudará a eliminar las plagas? La verdad es que ningún producto químico entra en esta categoría. Si queremos controlar realmente la población de insectos que pudieran dañar nuestras plantas; debemos utilizar un producto natural y que es mucho más efectivo que cualquier químico: Tierra de Diatomeas.

¿Qué es la tierra de diatomeas?

La tierra de diatomeas no es realmente tierra. Este producto en polvo, con una textura y color muy similar a la del talco que usamos para la piel de los bebés o para la salud de los pies; no es otra cosa más que algas fosilizadas. Algas que con el paso del tiempo primero fosilizadas y luego se convirtieron en ese polvo blanco.

El secreto de la tierra de diatomeas está en su alto contenido de sílice; este es capaz de adherirse irremediablemente a la queratina de los insectos, la cual los cubre en su totalidad y está tan expuesta debido a que los insectos poseen su esqueleto por fuera (esqueleto invertido).

Cuando los insectos quedan cubiertos por las algas fosilizadas, el efecto que causa en ellos es la deshidratación. Como bien sabrás, la deshidratación es un proceso físico, no químico; como el causado por el resto de los insecticidas.

Esa es la gran diferencia entre la tierra de diatomeas y el resto de las opciones que puedas conseguir. Su forma de actuar no pone sobre aviso a los insectos, no existe posibilidad de desarrollar resistencias y; si tienes una huerta la cual usas como fuente de alimentos ¡no te preocupes! La tierra de diatomeas no representa un peligro ni para ti, ni para tus plantas.

¿Cómo utilizar la tierra de diatomeas?

Utilizar la tierra de diatomeas es muy simple, en realidad se puede decir que hay un simple paso que debes respetar al 100%; y es que al momento de aplicar la tierra de diatomeas sobre las plantas, no debes regarlas hasta pasado un período prudente, por lo general de 48 horas.

Recuerda que la tierra de diatomeas es una especie de “talco” y, por ende, es fácil de enjuagar al usar agua en las plantas. la puedes aplicar tanto en las hojas, como en la tierra de las plantas.

Sea donde sea que se estén escondiendo los insectos, la tierra de diatomeas se adherirá a su exoesqueleto al momento que los insectos entren en contacto con la tierra. Absorber la queratina en forma líquida de los insectos, causará que la deshidratación los convierta en historia ¡y tus plantas estarán salvadas!

Otras alternativas distintas a la tierra de diatomeas

Si utilizar tierra de diatomeas no es lo tuyo, y quieres a toda costa evitar cualquier pesticida químico; entonces debes saber que existen maneras más nobles y hermosas de evitar que las plagas infesten el jardín ¿Cómo es posible? Pues utilizando plantas específicas y elementos del abono que los insectos aborrecen.

Comencemos primero por enumerar estas maravillosas plantas que, además de ser de gran utilidad en la cocina, medicina y estética del jardín; protegerán de los insectos al resto de las más frágiles y que son incapaces de repeler alimañas por sí mismas.

Si utilizar tierra de diatomeas no es lo tuyo, y quieres a toda costa evitar cualquier pesticida químico; entonces debes saber que existen maneras más nobles y hermosas de evitar que las plagas infesten el jardín ¿Cómo es posible? Pues utilizando plantas específicas y elementos del abono que los insectos aborrecen.

Comencemos primero por enumerar estas maravillosas plantas que, además de ser de gran utilidad en la cocina, medicina y estética del jardín; protegerán de los insectos al resto de las más frágiles y que son incapaces de repeler alimañas por sí mismas.

Lavanda

La lavanda es una de las plantas anti-insectos por excelencia. Los mosquitos, polillas, moscas y pulgas odian el aroma de la lavanda. Es por ello que se utiliza desde hace tanto tiempo dentro de las casas.

Fuente: http://www.freepik.com

Sin embargo, esa función repelente puede aplicarse también al jardín, siendo que el principio es el mismo; tener lavanda en tu jardín disminuirá considerablemente la población de este tipo de insectos y otros similares a ellos que se alimentan de la savia de las plantas.

Cebolletas

Los pulgones, escarabajos y moscas blancas, así como moscas de la zanahoria ¡Detestan las cebolletas! Es sin duda alguna una de las plantas escudos más utilizadas en los huertos.

Fuente: http://www.freepik.com

Si utilizas tu jardín no solo para relajarte, decorar y pasar el rato; sino también para extraer algunos alimentos frescos. Debes ahora mismo ir haciendo espacio para plantar unas cuantas semillas de esta planta o, de preferencia; comprar una ya adulta.

Hinojo

Uno de los remedios más famosos de la “abuela” es colocar hinojo allí donde duerme el perro o el gato; esto con el fin de eliminar las pulgas y proteger a la mascota y toda la familia.

Fuente: http://www.freepik.com

El hinojo es un gran repelente de caracoles, babosas, pulgones, moscas y pulgas. Desafortunadamente, es una planta con la que muchas especies no son compatibles; esto puede causar un crecimiento pobre de ambas o incluso la muerte de una.

Una de las alternativas es, utilizar el hinojo para fabricar tu propio repelente natural; y es que, si quieres evitar químicos y productos manufacturados por fábricas que sólo quieren llenarse los bolsillos de dinero. Entonces debes comenzar a considerar la alternativa de realizar tu propio repelente en casa ¡Y nosotros te daremos nuestra receta personal!

Repelente casero para ahuyentar las plagas en el jardín

Son muchas las recetas efectivas que puedes seguir en cuanto a la preparación de un repelente se trata, no obstante, la mayoría de esas recetas involucran un ingrediente que; si has llegado hasta aquí, entonces de seguro no querrás usar: detergente en polvo.

Fuente: http://www.freepik.com

Nosotros en Visita Casas lo utilizamos mucho como agente repelente, por supuesto; sabemos que es un producto químico que muchas personas preferirían no utilizar. La razón por la que tocamos el tema es porque realmente funciona, sobre todo si se combina con otros ingredientes clave como el ajenjo; tal vez debas darle una oportunidad.

Pero si quieres preparar un repelente libre de ese tipo de químicos, entonces toma nota de la siguiente receta:

  • ½ cebolla
  • 3 ajos
  • ½ limón
  • 1 Lts. de agua
  • 1 taza pequeña de alcohol etílico (opcional)

Este repelente utiliza 3 de los elementos más potentes para repeler insectos y, combinados con el alcohol etílico; crean un ambiente insoportable para esos huéspedes indeseables, pero recuerda, este último ingrediente es opcional.

También puedes agregar una cucharada de detergente en polvo o de tierra de diatomeas. Ambas opciones siguen siendo añadidos válidos, pero no obligatorios.

Prepara la mezcla en la licuadora utilizando el litro de agua y, vierte la nueva mezcla en un atomizador. Con ese atomizador regarás las plantas una vez al día durante las mañanas; siendo que el riego con agua corriente lo lleves a cabo en la tarde antes de la noche.

Otra alternativa menos invasiva es: papel amarillo con pegamento.

El color amarillo llama mucho la atención de los insectos, es el equivalente a esas lámparas/trampa eléctrica utilizadas para atraer a los mosquitos y moscas.

Coloca varias hojas de este papel con pegamento cerca de las plantas que se ven más afectadas por la invasión de insectos, al poco tiempo; notarás que el papel se va llenando de esos huéspedes indeseables.

Fuente: http://www.freepik.com

No es una solución mágica y definitiva, pero sin duda alguna es una gran ayuda y; más importante, no tendrás que alterar el equilibrio de tus plantas utilizando químicos o repelentes caseros. Y no olvides que es la alternativa que menos tiempo te consumirá, ese es un factor que también debe tenerse en cuenta.

¿Y si ya es demasiado tarde?

A veces no nos damos cuenta de la situación sino hasta que ya se nos ha salido de las manos. Para esos casos, aquí te compartimos lo que debes hacer paso a paso para no perder las plantas de tu huerta y; a toda costa, detener la colonización de las plagas sobre tu jardín.

Primero, compra algunas bolsas de tierra abonada en algún vivero. Luego, quita la planta de su maceta original, sacude todo el exceso de tierra que haya quedado alrededor de las raíces de la planta y tírala. Posteriormente, lava la maceta con agua y cloro para esterilizarla; también lava las raíces y todas las hojas con agua fría.

Fuente: http://www.freepik.com

Una vez hecho esto, trasplanta la planta con la nueva tierra, y rocíale insecticida orgánico. Puede ser el mismo de la receta antes mencionada; o puedes seguir el consejo de la persona en el vivero, sobre todo si esa persona te vendió la planta que estás tratando.

Revisa la maceta de vez en cuando para ver si aparecen nuevamente los insectos que estaban infestándola y; para verificar que la planta manifieste señales positivas en cuanto a su salud.

Protege las zonas aledañas a esa planta con hojas de trampa amarilla (o papel amarillo con pegamento, como prefieras llamarlo) y; esa planta en específica, sométela a un período prudente de cuarentena.

Fuente: http://www.freepik.com

Si todo marcha bien, tu planta cobrará su estado sano y frondoso; en el peor de los casos, por más que odiemos considerar esta alternativa, si ves que tu planta no se recupera y los insectos parecen insistir en ella, tendrás que sacrificarla. Deshazte de la planta con el fin de proteger al resto de tu jardín.

Cuéntanos, ¿te sirvieron nuestros consejos?

Referencias:

Cómo preparar aceite blanco para mantener las plantas libres de plagas

Más soluciones para tener plantas sin plagas y hogares sin insectos

Cómo mantener tu jardín libre de plagas

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

  • […] de la misma sino qie ellos siguen incluyendo los exteriores como los patios, los pórticos y los parques con plantas que rodean sus hogares. Ellos tratan a estos espacios como habitaciones exteriores que merecen la […]

  • A duras penas mantengo unos copihues en casa y los atacó una peste que le seca las hojas, estas se van poniendo cafés desde las puntas y terminan lacias y secas, los brotes nuevos salen con fuerza pero las hojas nuevas empiezan a secarse desde las puntas, que hago para salvarlos.

  • >

    Compartir con un amigo