Técnicas de jardinería

Recomendaciones de pérgolas para el jardín

Sobre la cuestión de si una pérgola es recomendable o no para el jardín, tendremos que hacernos una serie de preguntas a nosotros mismos si estamos dudando en comprarla, ya que son muchas las condiciones, circunstancias y propósitos que interfieren sobre su colocación. A continuación mostraremos una serie de situaciones y conclusiones donde las pérgolas pueden tener un protagonismo y utilidad en nuestro jardín para que nos sirvan como ejemplo, así como de situaciones en las que podremos tomar alternativas.

A) El aporte decorativo de las pergolas
B) Considerar el espacio para su instalacion
C) La razon de su instalacion
D) La ubicación
E) Sus cuidados

A) Las pérgolas generalmente se emplean para la decoración de nuestro jardín, de diferentes formas, pero suelen mantener esta finalidad. Pueden servir como zonas de sombra si las cubrimos adecuadamente con plantas trepadoras o algún que otro material, pueden servir también como un límite visual para impedir que se pueda divisar lo que atrás hay o incluso nos pueden ser útiles para decorarlas con mucha vegetación colgando. La cuestión es la finalidad que nosotros le vayamos a dar y si estas respetan la decoración que ya teníamos adoptada al resto de elementos que decoran nuestro jardín.

B) Otro factor condicionante será el espacio con el que podamos contar para su ubicación, ya que generalmente se requiere de uno metros para ubicar sus postes. El material por excelencia con el que se suelen fabricar es la madera, seguidos del metal y los ladrillos por lo que su montaje podría parecer un tanto complicado, pero en muchos grandes almacenes ya se venden casi preparados u ofrecen la posibilidad de montarlas ellos mismos.

C) La estructura de la pérgola en muchas ocasiones no se modifica ni se añade nada a su tejado, sirviendo simplemente para habilitar una zona decorada en nuestro jardín, con plantas colgando de ella. Por otra parte, se pueden cubrir sus techos totalmente impidiendo el paso del sol y del agua mediante tablones, plantas u otro material, pero si únicamente queremos un elemento en nuestro jardín que nos sirva con el único propósito de cobijarnos, podremos optar a otras soluciones como sombrillas y toldos, los cuales cubrirán este tipo de necesidades y no nos supondrán un esfuerzo económico, ya que las pérgolas suelen ser bastante más caras que el resto.

D) En cuanto a su ubicación, tiene que tener una finalidad, ya que no podemos colocarla en el centro del jardín simplemente a modo decorativo. Tenemos que darle un determinado uso y dependiendo de éste, la podremos ubicar o no, en el lugar que mejor convenga. Si quisiéramos adquirirla para que realice las funciones de relax y acoja en su interior una mesa con sillas para proporcionarnos descanso y veladas confortables, se podrán colocar anexas a la pared del edificio, con el propósito de ofrecernos el muro de la casa como pared de protección de sol y vientos en determinadas horas.

E) Las pérgolas requieren de un mantenimiento rutinario, como procurar que la madera se encuentre en óptimas condiciones, aplicándole una capa de barniz cuando se estime oportuno o repintarlas con el color que habíamos elegido para que no presenten desgaste con el tiempo. Para las pérgolas que son de metal, se tendrá que aplicar una capa de antioxidante cada 12 meses para evitar oxidaciones inoportunas y causadas por los factores ambientales externos. Y para las pérgolas que tienen plásticos, el agua con jabón es lo mas recomendado.

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

>

Compartir con un amigo