Cuidados del perro

¿Son útiles los collares de citronella para que los perros no ladren?

Saludos Visita Casas, aquí les mando una consulta: tengo una clienta que ha adoptado un perro recientemente. El perro se está adaptando al nuevo departamento, pero ladra bastante cuando su dueña está fuera del hogar. Un amigo de ella le prestó un collar de citronella para que lo pruebe.

Mi pregunta es: ¿Existen algunas advertencias de salud relacionadas con el uso de estos collares en el sentido de que el spray pueda entrar en los ojos o pulmones del animal?

Me encantaría saber de las experiencias de otras personas con estos collares, ya sean negativas o positivas. ¡Gracias por adelantado!

Gracias por enviarnos tu duda, y hemos de decir que es un problema muy común con el que tienen que lidiar los dueños de perros; sin importar la raza o la edad, el ladrido excesivo es un problema más de carácter que de crianza.

Por lo que la manera correcta de atenderlo y corregirlo, es buscando moldear el carácter de nuestra mascota; de la misma forma que podemos enseñarles trucos y cómo comportarse ante el sonido de ciertas órdenes, así mismo podemos corregir estos ladridos sin sentido.

Mi perro ladra por todo ¿qué hago?

Una ocasión ayudamos a una persona con un caso tan singular que, cuando le pedimos una descripción de la gravedad del problema; esto fue lo que nos dijo:

Lo peor del caso es que se trataba de un perro adoptado que había sido cedido por su dueño anterior por la misma razón; además de que tendía a excavar la alfombra, pero esto ya no lo hacía porque no había alfombra en la nueva casa.

Lo cierto es que, una de las soluciones que intentó aplicar esta persona fue el collar de citronella; el problema es el siguiente: el collar de citronella suprime el estado emocional en el que se encuentra el perro; más no lo redirige. Por lo que el consejo que le dimos fue que lo dejara de usar inmediatamente.

Cuando algo así sucede, la meta debe ser siempre descubrir por qué el perro ladra en realidad. ¿Acaso ocurre cuando escucha algún ruido en el exterior o; suele ladrar más cuando pasaban personas o perros que no conoce?

Debes tener un plan inicial, pero, en este caso específico; eliminar el collar de citronella fue la solución para nosotros, no obstante ¿significa eso que no es útil entonces? Vamos a ahondar un poco más en el concepto de estos collares primero.

Los compuestos de la citronella y cómo afectan al perro

De acuerdo a lo que dice la etiqueta del spray en sus diferentes presentaciones; los collares de citronella pueden contener pesticidas, líquido refrigerante y alcohol.

Pordría interesarte...  Cómo deterctar si su perro tiene parásitos

Si eso ya es preocupante incluso para un humano; imagina lo que lo grave que puede ser para la nariz ultra sensible de un perro. Y es que la citronella es un pesticida.

El aceite natural de citronella puede contener methyleugenol; este compuesto ha demostrado ser cancerígeno, los experimentos se hicieron en animales. Específicamente cáncer de pulmón si es ingerido.

Además, recuerda que no siempre estarás comprando solo 100% citronella; la cánula de un 1% de citronella contiene cerca de un 10% de etanol y casi un 90% de tetrafluoroethane.

Es por esa razón que, entre sus advertencias y efectos secundarios suelen incluir: irritación ocular, mareos y pérdidas de concentración.

El etanol es alcohol, pero no alcohol etílico, sino alcohol de que emborracha. Por otro lado, el tetrafluoroethane es un líquido refrigerante. Es utilizado en autos y; también es una droga popular entre los jóvenes en las calles, su inhalación produce hiperactividad.

En pocas palabras, no parece ser el método más saludable; no obstante,

¿Por qué a pesar de no ser letal, a veces resulta ineficiente?

Como ya habíamos mencionado, no ataca el estado emocional del animal; simplemente ataca su olfato. Debido a esto, el sentido del olfato de nuestro perro puede quedar dañado de por vida; además, ten en cuenta que ladrar es en realidad la forma natural que los perros tienen para comunicarse, no puedes aspirar suprimirlo por completo.

Aunque en sí no desarrollan tolerancia al spray, algunos perros sí aprenden a qué volumen pueden ladrar sin activar el collar. Otros más inteligentes son capaces de discernir cuándo el collar está vacío según el peso; por lo que recuperan rápidamente el hábito de ladrar a pesar de tenerlo puesto.

Es decir, no crea un hábito ni reescribe el comportamiento; no modifica el estado emocional que hay detrás de la actitud del ladrido.

Pero lo peor de todo esto es que, el efecto del spray puede ser inmediato; pero también es continuo. No cesa cuando el perro termina de ladrar, el olor persiste; es un castigo constante que se impregna en sus narices castigándolos, aunque no estén haciendo nada. Cualquier entrenador de perros te dirá que eso está mal.

Tales circunstancias impulsan a los canes a liberar ese nuevo estrés de otra forma, ya sea excavando, gruñendo, lazando mordiscos al aire, mordiendo muebles, rejas o zapatos, y en el peor de los casos; desarrollan miedo de ladrar, sintiéndose maltratados y llorando luego de emitir un sonido fuerte por el período de tiempo que dura el castigo del spray (que pueden ser horas).

Pordría interesarte...  Accesorios necesarios al traer un cachorro al hogar

Otros métodos eficientes para tratar los ladridos excesivos

Con los métodos alternativos deberías buscar distraer a tu perro con su comida favorita para que; deba elegir entre prestar atención a ese ruido que lo hace ladrar o estar tranquilo y disfrutando.

Este método se le conoce como reforzador, y se trata de evitar el ladrido tanto como sea posible; premiando su conducta alternativa. Así no sólo aprenderás cuáles son los disparadores del ladrido; sino que también aprenderás a evitarlos más eficazmente.

La mayoría de los disparadores de la conducta del ladrido pueden ser tratados eficientemente en casa; de esa manera, podrás enseñarle a tu perro a ladrar cuando algún desconocido se acerque realmente a la puerta de la casa, y no sólo cuando pasen cerca.

Aprende a conocer a tu perro antes de perder tú también el control

Los perros no solo tienen personalidad, también tiene sentimientos; son muy inteligentes y pueden reconocer rostros, voces y lo que esas voces le trasmiten con su tono.

Conoce a tu perro estudiando su comportamiento ante ciertos disparadores del comportamiento de ladrido. No siempre se trata de alerta, también puede haber miedo o frustración; en el peor de los casos, violencia.

Pero cuando comienzas a entender qué emoción hay detrás de cada ladrido, por más ilógico que parezca; entonces sabrás cómo aproximarte a ese detonante en particular. Cuando se trata de un ladrido por miedo, lo correcto es una aproximación lenta; mostrarle al perro que no tiene nada de qué temer acercándote tú, y sobre todo mostrando que lo protegerás si algo pasa.

Razones por las que ladran

Un ladrido por nervios o por miedo debe atenderse con amor, ser comprensivos. En el momento que pierdes los estribos y actúas con agresividad, no sólo no estarás solucionando el problema; sino que estarás aumentando el trauma con otro recuerdo que le influye miedo.

Por otra parte, cuando se trata de ladridos de agresividad; entonces el caso se puede deber a un problema territorial o de confianza. Incluso los perros pequeños son muy territoriales, pero deben aprender que, bajo ciertas circunstancias; las personas tienen derecho a pasar frente a la acera.

Es aquí donde entra el entrenamiento con distracciones y premiación por la conducta alternativa. Lo más importante de todo durante este tiempo de adiestramiento y corrección de la conducta es que tu perro te vea como su alfa.

Si permites que él tome el control de la situación con sus ladridos; y si te dejas cohibir o no hacen nada cuando se presenta la situación, entonces a largo plazo causarás graves daños en su personalidad que serán más complejos de corregir.

Una manera excelente de educar a tu perro sin importa su edad y sin utilizar un collar de citronella

Ya hemos hecho mención a esto y es: haciendo que tu perro te vea como su alfa. En las manadas, el alfa es el que protegen a todos; al mismo tiempo, todos protegen al alfa. Esta responsabilidad/capacidad que pesa sobre los hombros del alfa le permite reprobar y aprobar ciertos comportamientos en los miembros de la manada.

Pordría interesarte...  El perro adecuado para su hogar

Por instinto, un alfa reclamará a la manada si considera que lo que están haciendo puede ponerlos en peligro o es incorrecto; todos respetan la orden y, cuando alguno de los miembros se alza, entonces debes imponerse por sobre el alfa. Si no lo logra, seguirán estando vigentes las maneras del alfa actual.

Puedes educar a tu perro asumiendo el rol del alfa en toda la extensión de la palabra. Con un tono agresivo, demandante y autoritario; condena el comportamiento de tu perro a través de la palabra NO. Esta palabra tiene mucho poder gracias a su forma de entonación. Por otra parte, premia a tu mascota en esos momentos cuando se comporta como debe hacerlo; verás como poco a poco en lugar de ladrar, acudirá a ti en actitud sumisa, pidiendo permiso antes de ir a ladrar.

Un collar que tampoco recomendamos utilizar

Al momento de sacar a pasear a tu perro, la técnica de la cadena y del collar de estrangulación sólo debe aplicarse cuando se ha aprendido a utilizarla; es decir, puedes utilizar este collar también dentro de casa cuando tu perro comienza a ladrar sin razón suficiente. No olvides que siempre será una razón aparente, pero no por eso debe ser suficiente.

No obstante, el collar que no te recomendamos utilizar es el de descargas eléctricas. Algunos dueños de perros suelen probarlos en ellos mismos y, luego de varias descargas; alegan que no se siente como una descarga letal sino como un poco de castigo.

Sin embargo; la resistencia a la corriente de un cuerpo humano no es la misma que la de un perro. Las claras diferencias entre nuestra musculatura, el peso; incluso la cercanía de ciertos órganos al lugar de descarga de la corriente que produce el collar. Todo ello es totalmente diferente en un perro y un humano; lo que implica que la descarga se sentirá distinta.

No tiene la misma desventaja que el collar de citronella, cuyo aroma queda impregnado produciendo un castigo constante a pesar de que el perro se haya calmado; pero sí produce un castigo que puede causar traumas severos tanto en el cuerpo como en el carácter del animal.

Referencias:

El collar citronella es un aparato para silenciar un perro ruidoso

Collar de Citronella

¿Qué provoca en realidad la citronela a los perros?

Todas las imágenes son cortesía de: pinterest.es/pixabay.com

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí debajo tienen mis redes sociales.

>