Cortinados decorativos Decoración de ventanas

Punteras para persianas y cortinas: claves para elegirlas

Hay muchos tipos de cabezales de cortinas y persianas y son creados usualmente con la aplicación de una cinta de cabezales y un cordel. Aquí hay algunos ejemplos de los estilos más comunes.

Punteras para persianas y cortinas.

Estándar.
La forma más común de cabezales de cortina es la estándar. Se compone de una cinta de 2,5 centímetros que se pone en un cabezal estrecho y parejo. Esto se usa generalmente para las cortinas informales y en las áreas escondidas, bajo las valencias y detrás de las pequeñas cortinas que cubren los cabezales. Cuando esté empleando este método de cabezales con cortinas de red o cortinas livianas, podrá usar cintas sintéticas y no requerirá de barrales asegurados. Esta forma estándar de cabezales de cortinas generalmente es utilizada en buhardillas y casas de campo. Sólo utiliza una medida de 1,5 veces el grosor de la cortina, y por eso es extremadamente económico en cuanto a materiales.

Pliegue de lápiz.
Este método se utiliza donde no hay cenefa y le da un adorable acabado a la cabecera de la cortina. La mayoría de los estilos de decoración interior podrán beneficiarse de esta forma de cabezales de cortinas, especialmente los modernos. Recuerde permitir por lo menos una proporción de 2, 5 del ancho de la cortina en la tela para permitir el pliegue. Se presenta de manera adorable.

Pliegue francés.
Este estilo de cabezales de cortinas algunas veces se llama pliegue francés. Generalmente se utiliza con algún tratamiento de cortinas rígidas para poder permitir pliegues irregulares en las telas pesadas, como el terciopelo, por ejemplo. Como con el estilo anterior es importante permitir una proporción de 2, 5 del grosor de la ventana en la tela para permitir que los pliegues la cubran enteramente y den un efecto atractivo.

Pliegue de cartucho.
Generalmente se lo conoce como pliegue de copa, y se lo llama así por la forma que toma cada pliegue en la parte superior. Esta forma se logra metiendo poliéster o papeles en la parte superior de cada poste para ayudar a que la cortina retenga su forma. Generalmente se utilizan en los arreglos formales donde las cortinas tienen longitud plena y una apariencia elegante.

Pliegue de ranura.
Como su nombre lo sugiere es un pliegue que se forman cortando ranuras en una cinta de cabecera para encajar los palos a través. Puede ser mejorada permitiendo una cantidad de cortinas por encima de la cinta. De nuevo deberá asegurarse de dejar por lo menos tres veces la longitud de la apertura para poder dar un acabado placentero que permita que los pliegues se mantengan.

Cabecera de bola acolchada.
Este es un cabezal de cortinas muy impresionante que es más fácil de lograr de lo que usted se imagina. Deberá emplear los mismos métodos que para los pliegues de ranura, permitiendo por lo menos 30 centímetros de tela por encima de las ranuras. La cortina luego se pone dentro de los palos y el exceso por encima del cabezal simplemente se enrolla hasta formar una bola acolchada. Cualquiera que sea el cabezal de cortina que decide utilizar, podrá asegurarse de que con poco tiempo y esfuerzo podrá impresionar a los visitantes que vean sus ventanas.

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

>

Compartir con un amigo