Niños

3 maneras de inspirar el amor por la lectura en los niños

Si su niño parece no mostrar ningún tipo de interés en la lectura, todavía hay esperanza. Algunas veces los padres tienen que recurrir a algunos trucos, pero le aseguro que hasta el niño más terco podrá aprender las bellezas de la lectura.


1. El truco del cuento de las buenas noches.
Una de mis maneras favoritas para hacer que mis niños aprendan a leer es algo que seguramente ellos mismos apreciarán cuando tengan hijos propios. Esto es mandarlos a la cama antes de que sea la hora de dormir. Se preguntará cómo puede ser que un aumento en las horas de sueño hará que su hijo le preste más atención a los libros. Bueno, aquí está el truco. Haga que se valla a la cama de 45 a 60 minutos antes de que apague las luces de la casa.

La manera en que funciona esta rutina es la siguiente. Los niños cepillan sus dientes y utilizan el baño. Luego se les lee una historia. Todo esto se hace antes de su hora oficial de dormir. Luego, simplemente se les da la opción. Se les dice “ahora es momento de ir a la cama. ¿Preferís que apague las luces o preferís quedarte despierto y leer un poco?”.

A menos que estén realmente cansados, siempre elegirán leer un poco. No tengo que rogarles ni manipularlos para que lean. De hecho, piensan que es su propia idea y terminan ganándole mucho aprecio a este momento para leer antes de irse a dormir. Luego, hay que dejarlos tranquilos. No trate de darles instrucciones de ninguna índole, ni les ayude a elegir los libros. Este es su momento. Podrán elegir cualquier libro que quieran y leerlo por el tiempo que quieran hasta que llegue a besarlos y a desearles las pruebas buenas noches antes de apagar la luz. Por supuesto, si ellos quieren que me quede y que los escuche leer, siempre estoy más que feliz de hacerlo. Pruébelo, funciona.

2. Incentivos para leer en el verano.
Puede meter a su hijo en un programa de lectura de verano en casi cualquier biblioteca del país. Si su biblioteca local no tiene un programa de lectura de verano, entonces cree uno en su casa con recompensas por leer libros. Puede utilizar un tablero del juego Monopolio y permitir que su hijo se mueva un espacio por cada libro que lea. O, si se quiere divertir aún más, deje que tiren los dados cada vez que leen un libro y otórguele premios luego de pasar cierta cantidad de puntos.

Asegúrese de que las recompensas sean algo que ellos quieren. Si su hijo prefiere pasar tiempo con usted que con sus juguetes, entonces separe un momento del día para hacer sus cosas favoritas. Si él prefiere los juguetes, deje que se lo gane. O deje que se gane la oportunidad de no hacer sus tareas hogareñas comunes. Llévelo a su restaurante favorito. Solamente diviértase y de seguro el también lo hará.

3. Que lea el libro antes de ver la película.
Esto es un procedimiento estándar en nuestra casa. No vemos ninguna película basada en un libro sin antes leer la obra primero. Ya sea que mi marido y yo le leemos el libro a los niños o dejamos que lo lean solos, cada miembro de la familia puede ver la película luego de que haya leído el libro. Así que si su hijo quiere ir a ver la próxima película de Las Crónicas de Narnia, o Harry poster, deje que lean el libro primero.

Eso es todo. Tres fáciles maneras de hacer que su niño empiece a fomentar un hábito constante de lectura.

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

>

Compartir con un amigo