Decoración para bebés

Consejos para dormir al bebé: Cree un entorno familiar

Todos los recién nacidos son, por supuesto, diferentes. Algunos duermen mejor que otros a una tierna edad, logrando que sus padres reciban los motes de «suertudos». No hay lugar a dudas que hacer que el bebé duerma por la noche y por su propia cuenta es un misterio. Sin embargo, existen un gran número de consejos dirigidos a acelerar el proceso por el que pasa su niño hasta poder dormir por su propia cuenta.

Consejos para dormir al bebé
Para lograr que su hijo duerma por sí mismo en un tiempo oportuno requiere la aceleración de una transición natural: la del paso de dormir con la madre a dormir solo. Al principio, cuando su bebé se despierte en la mitad de la noche, llorará por su madre, ya que es la única manera que conoce de volver a dormirse. Una de las cosas que tiene que hacer como padre es ayudar a crear el mejor entorno posible para que su bebé se duerma por sí mismo.

Mucha gente asume naturalmente que el mejor entorno para el sueño es uno de total silencio: la mayoría de nosotros estamos acostumbrados a andar en puntas de pie por la habitación en la que el bebé duerme. Si bien un ambiente callado es el mejor para los adultos, deberá recordar dónde durmió su niño recién nacido por los últimos nueve meses: en la panza de su madre. En el vientre de su madre, por supuesto, el bebé durmió en muchas situaciones que distaron mucho del silencio – cuando la madre actuaba en público o socializaba con otras personas. Por esta razón el recién nacido se dormirá más fácilmente al ser expuesto a un leve ruido de fondo.

Quizás deba dejar que se filtre un leve ruido de fondo cerca de su bebé a la hora de dormir. Fuertes ruidos repentinos por supuesto lo despertarán, pero en la mayoría de los casos, algo de ruido de fondo lo ayudarán en el proceso del sueño: muchos adultos, estoy seguro, recordarán haberse quedado dormidos de niños mientras sus padres y amigos conversaban.

Pordría interesarte...  Tisp para decorar tu casa para un recién nacido

Que el bebé se sienta confortable es clave para que se duerma

A menudo, pareciera ser bastante aleatorio si un bebé duerme bien o no. Los padres primerizos suelen argumentar simplemente cuán «afortunados» son por tener a un bebé en comparación con otro. Si bien es verdad que en muchos casos la forma de dormir de un niño suele estar en gran medida fuera de control, existen muchos consejos para dormir a bebés que podrá emplear para intentar mejorar los hábitos de sueño de su bebé. Una de las cosas más importantes es asegurarse que su bebé esté cómodo a la hora de dormir.

La hora de ir a la cama es un período de transición para su niño, y los esfuerzos para mejorar su sueño deben apuntar a conseguir que pueda dormir por sí mismo. Una de las cosas más importantes es asegurarse que su bebé tenga un entorno cómodo a la hora de dormir. Por esta razón, la rutina de antes-de-ir-a-la cama debe consistir siempre en cambiarlo y alimentarlo – la peor cosa para un bebé, en términos de dormir bien, es acostarlo cuando está queriendo algo.

También deberá procurar que su hijo esté lo más físicamente cómodo posible en su cama. Uno de los aspectos más subestimados de esto es procurar que el bebé pueda respirar con comodidad a través de la nariz. Mucha gente, pero esencialmente los bebés, dependen de tener la nariz limpia para poder dormir bien durante la noche. Es primordial remover todos los alérgenos del aire en la habitación del bebé: todo debe estar bien limpio, y deberá evitar los elementos que atrapan suciedad como animales rellenos o alfombras lo más posible. Cuando su bebé es muy joven le toma cierto tiempo poder aprender a respirar a través de su boca, por lo que debe prestar especial atención a que su respiración nasal sea limpia para que duerma bien. Si descubre que problema persiste, podrá instalar un filtro de aire en la habitación, diseñado para remover las partículas de tierra y los alérgenos – y tiene también el agregado de producir un leve zumbido que ayudará a su bebé a dormir mejor.

Pordría interesarte...  Cuidados naturales para la piel de su bebé

Desarrolle una actitud de paciencia para dormir al niño

Es imposible hacer una lista con las diferentes habilidades que necesitará y de decisiones que deberá tomar como un nuevo padre. Si bien intentará ir educándose a sí mismo y hablará con otros padres, en la mayoría de los casos la mejor solución a cualquier pregunta será seguir sus instintos. La paternidad es, después de todo, una de las cosas más naturales del mundo. Una de las cosas más comunes y difíciles con las que tendrá que lidiar como padre de un recién nacido es lograr que su bebé duerma bien a lo largo de la noche. A menudo, el proceso para lograr esto es una combinación de ciencia, arte y simple suerte. Existen numerosos consejos para dormir al bebé, y muchos de ellos resultan útiles, pero antes de comenzar a investigar y a aplicar estos consejos, usted deberá adoptar una actitud realista y saludable con respecto al sueño. Si no lo hace, se arriesga a aplicar consejos de una manera rígida y dispersa, condenándolo todo al fracaso.

Claves para dormir al niño
Una de las claves consiste en entender que deberá desarrollar metas a largo plazo, en términos de los hábitos de sueño de su bebé. Por más que las metas a corto plazo de cualquier padre sean las de que el bebé simplemente duerma para poder dormir él mismo un poco, deberá pensar como metas a largo plazo la instauración de hábitos saludables de sueño para su hijo. Una forma exitosa de implementar esta meta es ser realista y flexible. Su hijo no dormirá de la misma manera o de la misma forma cada noche. Lo que usted deberá intentar hacer es, entonces, crear un entorno que sea idóneo para dormir, para que su hijo vaya aprendiendo a dormirse por sí mismo.

¿Son todas iguales las cunas para niños?

Comprar una cuna para su bebé puede parecer una tarea simple. Sin embargo, antes de proceder, piense cuidadosamente, ya que sobre este mueble su bebé pasará la mayor parte del tiempo. Una cuna debe ser confortable, segura y duradera. Algunos simples lineamientos sobre cunas podrán ayudarlo a la hora de elegir el adecuado.

Pordría interesarte...  Decorar con un tema marino y de playa una habitación infantil

Cunas para bebés
Una vez que haya decidido su presupuesto, necesitará asegurarse que la cuna que compre cumpla los estándares de seguridad con un firme y cómodo colchón. Debe ser una cuna sin fallas, que no tenga recortes o partes con punta y que su base sea firme. Si bien las cunas con partes fijas pueden ser cómodas para aquellos padres más altos o si la cuna es utilizada con menor frecuencia, las cunas desmontables – ya sea de uno de los lados o de ambos – son convenientes para levantar al bebé fuera de la cuna en una habitación grande.

Es importante comprobar que el colchón entre perfectamente en la cuna y se mantenga firme. Un colchón firme, uno que no se dobla con facilidad al ser presionado, es lo mejor ya que permite al bebé mover su cabeza con facilidad sin correr peligro. En caso de que el colchón sea de resortes, cuanto más alto sea el número de resortes, más firme será el colchón. Un protector de muchas capas durará más tiempo, especialmente si es de vinilo y resiste al agua. Las mantas anti-microbios son efectivas a la hora de mantener los gérmenes fuera. No llene el espacio en el que bebé duerme de juguetes o de mantas pesadas para disminuir el riesgo de sofocación.

Si teme que el pié de su bebé se salga de la cuna, entonces una buena opción puede ser un protector para cunas. Sin embargo, algunos expertos sugieren evitar su uso salvo que esté hecho especialmente para esa cuna específica, ya que un protector común puede reducir la circulación de aire y poner en riesgo al bebé.

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí debajo tienen mis redes sociales.

  • >