Sanidad en el hogar

¿Cuál es la humedad óptima para preservar su casa y su salud?

Cuando se trata de salud y una óptima calidad de ambiente dentro del hogar; muchas personas suelen etiquetar el factor de la humedad como algo negativo. Después de todo, la humedad por capilaridad, condensación o por filtración; son condiciones que siempre deben evitarse, pero ¿eso quiere decir que no debería existir un índice de humedad mínimo dentro del hogar? Tal vez pienses que el nivel de humedad dentro del hogar debería ser del 0% ¡pero te equivocas! La humedad óptima para preservar la salud es mucho mayor; y hoy te explicamos cómo lograr el equilibrio perfecto.

Y es que, cualquier cosa, cuando se lleva muy al extremo; suele resultar contraproducente. Por ello, aunque no buscamos llegar a ese punto en el que veas cierto descoloramiento en las paredes debido a la humedad; si trataremos de equilibrarla sanamente. Así que quédate hasta el final; especialmente si en tu hogar hay un aire acondicionado integral o si tienes niños pequeños.

¿De qué hablamos cuando nos referimos a humedad óptima?

Un ambiente con una humedad óptima para la salud, es aquel ambiente que se balancea entre el 30% al 60%. Pero lo que nos debería preocupar realmente no es saber ese porcentaje; la verdadera pregunta es: ¿cómo se logra ese delicado balance entre mucha y demasiada poca humedad en su casa?

Pues, como ya hemos dicho; el nivel óptimo no debería superar el 60% de humedad en una habitación. El gran problema es que no podemos reconocer esos valores tan fácilmente; al menos que estemos en una situación de extremo.

Ten en cuenta que, cuando es mucha la humedad; se presentarán uno de los 3 casos que antes mencionamos: condensación, filtración o capilaridad.

Por su parte, la otra cara de la moneda es un ambiente extremadamente seco; y es aquí donde debemos prestar atención. Puede que a algunas personas “no les afecte” tan gravemente como a otros; pero en el caso de los niños más pequeños, en especial los bebés; la resequedad del ambiente se puede ver claramente en su piel y su respiración.

Determinando el nivel de humedad de una habitación

Mientras que un termómetro mide la temperatura ambiente; el instrumento que se utiliza para medir la humedad se denomina higrómetro.

Puede que suene a instrumento de medición complejo y excesivamente grande, y aunque anteriormente lo eran; hoy en día, gracias a la tecnología, se consiguen versiones digitales portátiles, funcionales y económicas.

Lo mejor de todo, son higrómetros en cuya pantalla incluyen calendario, termómetro ¡y hasta reloj con alarma! Por lo que, más que preocuparte por medir la humedad del ambiente en tu hogar; deberás enfocarte en conseguir un valor adecuado. Y un higrómetro de buena calidad.

¿Demasiada humedad en tu hogar?

Una vez que has instalado/colocado el higrómetro en esa zona de tu hogar donde quieres tener más control de la humedad; es hora de corregir uno de los dos posibles escenarios.

En el caso de que haya mucha humedad; pero que no sea algo drástico como para considerarlo un problema de infraestructura. Un des humificador será la mejor opción.

Para poder entender un poco la gravedad del exceso de humedad, toma nota de lo siguiente que vamos a explicarte.

En un ambiente donde la humedad esté por encima del 60%, un des humidificador puede “recoger” hasta 12 litros de agua en un solo día. De hecho, los des humidificadores más grandes para el hogar; son capaces de recoger hasta 16 litros diarios.

Por esa razón, no es de extrañarse que las paredes y esas zonas más oscuras de una habitación; como lo son detrás de los muebles, se vean tan afectados por este exceso de humedad.

Por ello, colocar un des humidificador es la mejor opción para controlar el ambiente excesivamente húmedo.

Sin embargo, ¿y si la humedad no es tan alta? Entonces podrías ahorrar una buena cantidad de dinero utilizando una alternativa casera igualmente efectiva.

Coloca un recipiente de vidrio en una esquina o lugar de la habitación en donde nadie interactuará con él. Sobre todo, cuando tienes niños pequeños; esta medida preventiva es más que necesaria.

Dentro de ese recipiente, deberás colocar sal. Ya sea sal marina, sal común y corriente de la que compras en el súper; o cualquier otro tipo de sal.

De esta forma, notarás como la humedad del ambiente descenderá significativamente; así ya no tendrás que preocuparte de las consecuencias que trae un ambiente muy húmedo.

Elevando el nivel de humedad en la habitación

Pasemos ahora al aspecto que suelen obviar las personas: incrementar el nivel de humedad en una habitación.

Para hacerlo, existen varias maneras que involucran tanto a la tecnología; como soluciones alternativas y naturales pero muy efectivas. Nosotros en Visita Casas solemos utilizar la que mejor convenga según el caso; y es en esa toma de decisiones que hoy queremos educarte.

Aumentar la humedad utilizando un humidificador

Contrario al des humidificador; que es capaz de absorber 12 litros en un día si la humedad de un ambiente supera el 60%. Su contraparte se encarga de producir agua, pero en partículas gaseosas y en una medida muy pequeña.

Decir en qué cantidad exacta los humidificadores producen esta humedad es relativamente imposible sin conocer el modelo que has elegido. Además, podrás graduar la intensidad de algunos; lo que acelerará el incremento de humedad en habitaciones, sobre todo las pequeñas.

Y es allí donde debes considerar lo siguiente: ¿de qué tamaño es la habitación en donde quieres aumentar el nivel de humedad?

Hasta los momentos, hemos estado hablando de controlar la humedad en tu hogar. No obstante; un único humidificador no puede afectar por completo todas las habitaciones en tu casa.

Para cuartos pequeños y cerrados, como suelen serlo las habitaciones de los bebés; un humidificador pequeño y trabajando de forma “ligera”; será más que suficiente para conseguir ese factor de humedad necesario.

Pero ten presente algo: si el nivel de humedad está cerca de lo ideal; entonces tal vez deberías elegir otra alternativa.

Métodos alternativos para aumentar la humedad de un ambiente

Aunque ventilar la casa es uno de los métodos más efectivos y que siempre deberíamos aplicar para mantener un buen nivel de humedad; existen aliados que pueden ayudarnos en esta encrucijada muy efectivamente.

Si lo que quieres es una solución económica y orgánica; entonces deberías tener más plantas de interiores dentro de tu hogar.

Las plantas aumentan de forma natural el nivel de humedad dentro de una habitación. Siendo que cerca de ellas se percibe más humedad; a nivel general son capaces de influir de manera muy similar a un humidificador, pero no tan drásticamente.

Muchas plantas de interiores suelen ser pequeñas; perfectas para colocarlas en un jardín vertical y con un sistema de riego ecológico. Otras también nos ofrecen deliciosos aromas y; son una fuente de alimentos.

Una vez más, debes vigilar no excederte en la colocación ni el riego de las mismas; pero hay más posibilidades de que las cosas salgan bien con una planta, que sin ella.

Obviamente, colocar plantas en el cuarto del bebé no suele ser una opción para muchos padres. Pueden atraer plagas o insectos despreciables y; mejor prevenir que lamentar. Así que tal vez quieras seguir utilizando un humidificador para esos ambientes delicados.

¿Cómo afecta la resequedad del ambiente a nuestro cuerpo?

El primero y más graves de todos los problemas de estar en un ambiente seco o con muy baja humedad; es que se seca o inflama la membrana mucosa que rodea interiormente el tracto respiratorio.

O en palabras menos complicadas; se vuelve difícil y hasta doloroso respirar. Este efecto puede producirse a causa de aires acondicionados integrales u otros factores “modernos” de hoy en día.

Por otra parte, tenemos las consecuencias negativas tanto a nuestra piel como a nuestros ojos.

Desde aparición de caspa hasta ojos rojos; son muchos los síntomas o señales de alerta que nos envía nuestro cuerpo para decirnos ¡Oye! Este ambiente está extremadamente seco.

La deficiencia en la vista, sobre todo para actividades simples como leer o trabajar frente al ordenador; así como la aparición de caspa o labios agrietados todos los días dentro de hogar. Ambas son señales claras de que el nivel de humedad es deficiente.

¿Cuántos humidificadores deberías colocar?

Aunque no se puede ignorar el efecto de las plantas y la buena ventilación dentro del hogar; tampoco se pueden considerar cada una de estas variables como humidificadores.

Es aquí donde juega un papel extremadamente importante el higrómetro. La verdad es que, mientras más grande sea tu casa y más aisladas estén las habitaciones las unas de las otras. Más independientes serán sus valores de temperatura y humedad.

Por esa razón, la mejor forma de determinar cuántos humidificadores colocar y de qué tipo deberían ser (naturales o una máquina); es estudiando las lecturas de distintos higrómetros en los ambientes de tu casa.

Recuerda; estos aparatos hoy en día son digitales y fáciles de incluir en la decoración. Además, su precio no es muy elevando; por lo que no tendrás problemas en la adquisición de varios.

Una vez hayas chequeados los valores, entonces comienza la toma de decisiones.

Si es un ambiente de tu casa la humedad es del 25%; entonces has conseguido una excusa perfecta para colocar una planta allí. La simple existencia de la planta ayudará a mejorar la humedad; pero el regarla y ventilar regularmente tu hogar, ambos serán el factor que te ayude a ubicar la humedad en ese rango superior al 30% pero inferior al 60%.

¿Te sirvió la información? Si tienes dudas, escríbenos en los comentarios tus inquietudes y con gusto te responderemos.

Referencias:

  1. ¿Cuánta humedad debe haber en el hogar?
  2. ¿Cuál es la mejor temperatura ambiente? 
  3. La temperatura ideal en casa en invierno y cómo mantenerla
  4. ¿Cuánta humedad debe haber en el hogar? 
  5. 5 claves para conseguir una humedad ideal en casa


Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

  • si hace tiempo se pinto una pared con pintura de aceite que pasa al pintarla con una de agua o porque una pared despues de un timpo se cae en cascara la parte pintada dice:

    Acabo de entrar a este sitio y me gusta ya que ayuda a resolver muchas preguntas que tenemos con relación a la construcción

  • >

    Compartir con un amigo