Sanidad en el hogar

La genética y la sensibilidad a la comida y a la medicina

La manera en que nuestro cuerpo reacciona a ciertas comidas y medicinas, muchas veces puede interpretarse de forma errónea. Sobre todo, en los y en sus primeros años de vida. La genética puede definir el estilo de vida que debe llevar una persona desde el momento que nace; pero para poder saber, necesitamos someter a esa persona a una “prueba”.

¿Por qué ocurren estas reacciones y cuándo debemos considerarlas una condición genética? La respuesta es más compleja de lo que imaginas, sin embargo; aquí en Visita Casas queremos brindarte toda la ayuda posible para que puedas gozar de una mayor calidad de vida.

Por eso, quédate con nosotros en este artículo y descubre las diferentes causas por las que una persona puede presentar sensibilidad a ciertos alimentos o medicinas. Pues es bien sabido que, luego de muchos años; las personas parecen presentar un cierto rechazo a algunos alimentos o medicamentos, pero estas reacciones no siempre son genéticas ni mucho menos alérgicas.

¿Alergias a las medicinas y a los alimentos? No siempre es así

No siempre una reacción adversa a un alimento o medicamento debe denominarse alergia. En realidad, se pueden dividir estas reacciones en tres bloques; en donde puede que existan algunos síntomas similares, pero el cuadro general es totalmente distinto.

Primer Bloque – Alergia

Una alergia, en específico las alimentarias; es causada por una proteína específica de ese alimento. Generalmente se presenta con las carnes, harinas blancas, la proteína de la leche de vaca o los mariscos.

Las alergias se manifiestan físicamente cuando la persona “hace roncha” es decir; el enrojecimiento de distintas zonas de la piel que causan comezón e hinchazón. Por lo general, éstas alergias desaparecen con tratamiento y cuando la persona llega a los 7 u 8 años de edad; aunque algunas suelen persistir a lo largo de su vida, como es el caso de la alergia a los mariscos.

Segundo Bloque – Intolerancia

Cuando una persona presenta un cuadro de malestar estomacal a causa de algún alimento debido a que, a nivel de genética; carece de algunas encimas. En este bloque podemos encontrar generalmente a la lactosa. La lactosa, como ya debes saber; es un azúcar que posee la leche de vaca. Cuando las vellosidades del intestino están dañadas, mal formadas o; simplemente cortas. La lactosa no se digiere correctamente, sino que se fermenta a nivel del colon.

De allí que ocasione distención abdominal. Pero este tipo de intolerancia puede deberse a la presencia de algún parásito que acorte las vellosidades intestinales. Pero esto no es una alergia.

Tercer Bloque – Genética

Aquí podemos decir que ocurre una cierta intolerancia a algunas proteínas cuyos efectos sin similares a los de la alergia; pero esto sólo se presenta en el 30% de la población, siendo que las personas de piel oscuras sean más propensas a sufrirlo y sólo cuando ambos padres lo padecen.

Pordría interesarte...  5 maneras fáciles de poder mejorar su metabolismo

Esta alergia ocurre frente a la lactosa, pero, no en todas sus presentaciones. Una persona con esta deficiencia genética puede comer queso, yogurt y otros alimentos donde la lactosa sólo está presente en un porcentaje bajo; pero no pueden tomar leche de vaca de forma normal ya que su cuerpo reacciona con extrema hinchazón estomacal.

¿Cuándo se pueden detectar las alergias a las medicinas o a los alimentos?

Las alergias a los alimentos se detectan a partir de los primeros 6 meses de vida, es decir; cuando se comienza a alimentar al bebé con sólidos.

Es prudente considerar en este punto que, si uno o ambos padres tienen alergia a cierto tipo de proteína que se encuentra en un alimento; lo más seguro es que el bebé también tenga esa alergia, por lo que descartar la posibilidad debería hacerse con mucha prudencia.

Las alergias que aparecen en esta edad sin que exista antecedente en los árboles genealógicos de los padres; suelen desaparecer con el tiempo, siempre y cuando se controlen con la ayuda de un pediatra. Ya no estamos hablando específicamente de la genética de ese bebé sino de la genética humana en general. Por lo que es normal que incluso presente alergia durante la lactancia.

¿Se puede desarrollar una alergia estando adulto?

La respuesta es sí. Lo peor de todo es que se desconoce qué causa la aparición de las alergias en los adultos. Generalmente se asocian con cambios hormonales, cambios de lugar, de sitio de trabajo o mucho estrés; siendo que todos debilitan el sistema inmunológico.

Las alergias o sensibilidad a la comida y a la medicina son cada día más comunes en la adultez; pero también se puede desarrollar alergia a algún animal en particular (a la caspa animal).

No obstante, más allá de calificar este tipo de sensibilidad como una alergia adquirida; los científicos han descubierto que se puede tratar de una vulnerabilidad genética provocada por la mala alimentación y un estilo de vida poco sano.

Este argumento ha cobrado más fuerza en los últimos años; sobre todo al analizar el resultado de las encuestas que se hacen a la población en el cual se pregunta qué tipo de dieta llevan. La pregunta es ¿estamos debilitándonos genéticamente y por ende convirtiéndonos en seres humanos más vulnerables?

Esta es la principal razón no genética por la cual tenemos una reacción adversa a un medicamento

Cuando una persona desarrolla cierta intolerancia a los alimentos y, dicha intolerancia se hace cada vez más evidente; puede que esté frente a un caso que hoy se conoce como intolerancia al gluten.

Pordría interesarte...  5 consejos super simples para perder peso

El gluten es una proteína que se haya en el trigo, en la cebada en el centeno y en la avena. Puede causar alergia, pero, al igual que el resto de las alergias; se puede vencer con el tiempo. Además, es disparada por el trigo o la cebada o el centeno; es decir, no todos los alimentos con esta proteína la causan.

No obstante, el caso más severo de este tipo de “alergia” se conoce como Enfermedad Autoinmune Sistémica. Esta condición en extremo grave se denomina sistémica porque los anticuerpos generados por nuestro propio cuerpo; pueden atacar cualquier órgano.

Aunque comienzan atacando el intestino, luego de allí viajan y pueden atacar el cerebro, causar problemas ginecológicos y, en general; causan un cuadro clínico muy variable que puede afectar su genética. Presentando una biopsia anormal e indicadores en la sangre.

Vulnerabilidad a ciertas medicinas, no siempre son alergias

En cuanto a la sensibilidad a las medicinas; las reacciones adversas pueden ocurrir de una forma más inesperada que con los alimentos.

En líneas generales, no se puede tener la certeza si un niño es o no alérgico a un medicamente hasta el momento de utilizarlo; por eso se recomienda no auto medicar a los niños ni a uno mismo, sólo un médico que esté consiente qué ha tomado su paciente, puede recomendar el mejor plan de acción ante una reacción adversa.

No obstante, estamos nuevamente antes las dos posibilidades; y es que una reacción alérgica a un medicamente no es lo mismo que una reacción adversa al mismo medicamento. Por lo tanto, no siempre tiene que ver con la genética.

Náusea, vómitos, dolor de estómago e incluso irritabilidad; todos ellos son considerados reacciones adversas al medicamento, completamente diferente de lo que sería una alergia.

La alergia se puede determinar cuando la reacción involucra, como antes mencionamos; la aparición de ronchas en la piel, pero, sobre todo, se presente de manera recurrente cada vez que se toma el mismo medicamento, incluso en dosis adecuadas.

Las alergias a los medicamentos suelen ser mucho más violentas que a los alimentos; tanto así que en minutos puede presentarse un cuadro de anafilaxia, la máxima expresión de la alergia y que es la que impide poder respirar.

En esos casos, lo correcto es acudir al médico o tomar el medicamento antialérgico/antiinflamatorio que haya recetado el médico.

Consejos para llevar una vida más sana

Siendo que las alergias no sólo se pueden presentar por una condición genética cuando se es muy joven y no se han desarrollado todos los anti cuerpos; sino que también se puede manifestar en los adultos debido a una mala alimentación. Lo mejor que podemos hacer es controlarlas y evitar la posibilidad de desarrollarlas.

Pordría interesarte...  Consejos para comer de manera saludable durante el embarazo

Con el fin de ayudarte a llevar una vida más sana y segura, a pesar de tu predisposición genética a sufrir una alergia; aquí te compartimos estos consejos muy útiles que nosotros mismos aplicamos aquí en Visita Casas.

Alimenta a tu hijo poco a poco los primeros meses de vida

No se puede determinar si se es alérgico a un alimento o medicina sino hasta el momento en que se ha sido expuesto al agente alérgeno en cuestión.

Recuerda que las alergias suelen ser causadas por proteínas específicas, por lo que una alimentación controlada es la mejor manera de descartar una posible alergia.

Si vas a darle pollo a tu hijo, entonces esa misma semana no le des otro tipo de carne. La alergia se puede manifestar durante varios días en forma de ronchas y erupciones. Si notas una reacción adversa o sensible; debes acudir al pediatra cuando antes para evaluar su condición.

No obstante, si esa misma semana lo alimentaste con otro tipo de proteínas “nuevas” para su organismo; el trabajo de detección será mucho más grave y el caso de alergia mucho más severo.

Evita comer tantas harinas blancas

No elimines los carbohidratos de tu dieta, nuestro cuerpo está diseñado biológicamente para poder procesar prácticamente todo. Hasta cierto punto, podría decirse que genéticamente hablando somos omnívoros; aunque moralmente no sea así.

No obstante, aliméntate con más fibra en lugar de sólo harinas blancas como el pan, las pastas y el arroz; una dieta rica y balanceada en proteínas son la clave para una mente ágil y un cuerpo fuerte.

Experimenta las cosas nuevas moderadamente

Ya sea una bebida alcohólica, una comida exótica o una medicina recetada; todas las cosas nuevas deberíamos experimentarlas con cierta cautela. A lo largo de nuestra vida estamos expuestos a todo tipo de comidas; pero eso no significa que, a tus 40 años, ya puedas asegurar que no eres alérgico(a) a nada.

Las vulnerabilidades genéticas pueden estar presentes de forma silenciosa esperando a ser explotadas. Muchas personas descubren que son alérgicas a algo ya en la adultez, no porque hayan desarrollado alguna vulnerabilidad genética; sino porque nunca estuvieron expuestos a ese “algo” que desencadenaría la reacción.

Referencias:

Sensibilidad a los olores de la comida estaría en los genes 

Sensibilidad, alergia e intolerancia alimentaria

Nutrición amigable: lo que tu cuerpo quiere comer

Todas las imágenes son cortesía de: freepik.com / pixabay.com / pinterest.es

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí debajo tienen mis redes sociales.

>