Arboles para jardín

Dándole forma a los árboles para las distintas situaciones

A través del uso de las técnicas de podado, es posible darle a su árbol un estilo específico. Hay siete formas básicas y cada una tiene su beneficio dependiendo de la situación. Durante la época de crecimiento, simplemente corte las ramas innecesarias, y lleve las ramas necesarias a la forma apropiada, para lograr la forma deseada. Sin embargo, para algunas de las formas más avanzadas, se necesitan técnicas de podado también avanzadas. Hay muchos libros escritos sobre el tema.

Dando formas a los árboles.

Usualmente, si está tratando de lograr que su árbol tenga una forma dada, todo el proceso de atar y podar debería ocurrir en el otoño. Esto podrá alentar la forma de las ramas, ya que no hay frutas que sean producidas en ésa época del año. La situación le dictará la forma que le quiere dar. Así que aquí hay algunos distintos tipos de formas de lo que puede elegir.

Los árboles estándar no necesitan explicación. Hay variedades que son más comunes, y seguramente son en los que se imagina cuando piensa en cualquier árbol. No hay una forma específica que sea requerida para lograr esto. Sólo déjelo crecer normalmente, a menos que tenga un árbol extrañamente deforme.

Es posible convertir un árbol deforme en un arbusto a través del podado. Las ramas toman la misma forma, pero el tronco es un poco más corto. Esto puede beneficiarlo si quiere hacer crecer árboles, pero no quiere bloquear la vista. Por ejemplo, mi casa tiene una hermosa vista hacia las montañas rocosas. No quería sacrificar esta vista, así que hice de mis árboles unos arbustos.

Los “cordones” son un tipo de árbol que tal vez no conozca. Consisten de un solo tallo sin ramas. Son plantados en un ángulo que hace que se arqueen sobre el suelo. A medida que van creciendo, todas sus ramas son removidas. Son muy buenos porque ocupan muy poco espacio. Su único aspecto negativo es que producen menos frutas por árbol.

Los árboles “de espaldera” crecen con un tallo único vertical en su centro, y distintas ramas horizontales a los lados. Esta característica permite que puedan ponerse en hileras, mientras producen vastas cantidades de fruta. Si opera un huerto, podrá usar esta especie para meter la mayor cantidad de árboles en un espacio pequeño.

Los árboles “ventilado”r usan la misma teoría que el los de espaldera. Sin embargo, su forma es ligeramente distinta. El mismo tallo vertical es usado, pero las ramas conectadas no son horizontales; crecen en el mismo patrón que un árbol común, sólo que son de dos dimensiones en vez de tres. También se usan para ahorrar espacio, y son una alternativa a los árboles de espaldera para aquellos que necesitan ramas inclinadas.

Otro tipo de árbol espaldera es el llamado “espaldera para pasar por encima”. Son como las espalderas normales, pero con una rama horizontal muy cercana al piso. Son particularmente interesantes porque siguen produciendo frutas deliciosas y además pueden funcionar como un borde. He usado este tipo de árboles para cercar mi jardín. Son definitivamente mis árboles favoritos, básicamente porque son como una cerca que da frutas. ¿Quién no los amaría?

Como puede ver, cada una de esta forma tiene sus beneficios y aspectos negativos. Si no sabe cual serviría para su jardín, puede preguntar a los empleados de su vivero local para que le den consejos sobre el material de lectura que le puede ayudar a obtener su meta. La mayor parte del tiempo, conseguir un árbol que de la forma deseada es un proceso muy fácil y sólo requiere de un poco de indicación.

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

>

Compartir con un amigo