Estilos decorativos

El estilo romano decorativo para casas y hogares

Uno de los estilos que los decoradores aman usar en el diseño de interiores es el romano; este tipo de decoración agrega un aire especial del mediterráneo. Últimamente las tendencias vintage han estado en auge; es por eso que el estilo romano decorativo para casas y hogares es una de las mejores opciones; aún más si estás buscando agregar elegancia a tu casa.

Sin embargo, la decoración de estilo romano no es tan fácil de conseguir; lo primero que debemos hacer es esclarecer cuáles son los elementos principales de esta decoración; en esta oportunidad, aquí en Visita Casas te ayudaremos cómo identificar estos elementos.

Desde las esculturas, jarrones, textiles, y todas las piezas arquitectónicas que complementan el estilo romano; te las revelaremos a lo largo de este artículo.

Para empezar, lo que necesitamos tener en cuenta, es que por ser un estilo clásico al mismo tiempo debe ser contemporáneo; por eso, los materiales que debemos usar dentro de esta decoración deben ser la madera, los mosaicos y el mármol.

Partiendo de estos, podremos tener una idea de cómo vamos a reformar o agregar elementos a nuestra decoración que tengamos un estilo romano en nuestras casas.

Colocando ornamentos en nuestro hogar

Para empezar con la decoración de estilo romano en nuestra casa; debemos haber hecho una investigación previa para saber todo lo que esta decoración conlleva.

Siendo un estilo clásico, en él podemos ver que el uso de los diferentes tipos de ornamentación es una de las cosas que más atrae a la vista dentro de este tipo de decoración.

Uno de estos ornamentos o elementos decorativos que podemos incluir dentro de nuestras habitaciones son las columnas de imitación, cenefas, decoraciones florales, arcos y pinturas.

Cada uno de estos elementos son esenciales para cumplir con el estilo decorativo romano.

 Elementos decorativos del estilo romano

Las columnas

Cuando pensamos en los romanos, pensamos en grandes y hermosas edificaciones y por supuesto, las columnas.

Tener columnas en nuestra casa puede ser un verdadero toque de elegancia; sin embargo, suelen ser muy caras; pero existen diferentes tipos de materiales con las cuales están hechas algunas columnas de imitación las cuales también pueden servir.

Puedes mandarlas hacer de madera y nada más tendrías que lijarlas y pintarlas para que parezcan de mármol. Estas, puedes ubicarlas en las esquinas de la sala o comedor; así, das la ilusión que sostienen la infraestructura.

También, puedes usarlas como mesas a los lados de los sofás; y si puedes hacer una renovación completa; entonces coloca algunas columnas en la entrada de tu casa.

Independientemente de lo que escojas; estas aportan elegancia dentro del estilo romano decorativo.

Los arcos

Otra pieza fundamental dentro de la decoración de estilo romano; son los arcos. Estos pueden ser mucho más difíciles de imitar; ya que necesitas que ciertos espacios de la casa sean remodelados; pero, muchas veces tenemos ese espacio que conecta una habitación con otra sin decorar.

Aquí, puedes incluir un arco de estilo romano para que forme parte de tu decoración y del estilo que estás buscando. Existen muchas formas de arcos romanos; lo mejor en este caso es que busques un experto para que puedas pedir presupuesto para poder hacerlo; ya que lo más probable es que trabaje con yeso para poder lograr el producto final.

Las cenefas

Las cenefas son uno de los elementos necesarios dentro del estilo romano; sin embargo, contrario a lo que muchas personas piensan; estas, en el caso de este tipo de estilo no involucra a las cortinas.

En el estilo romano, las cenefas funcionan más como un adorno en los mosaicos que como elemento decorativo de las cortinas. Usualmente se utilizan en la arquitectura y en la cerámica para decorar y confeccionar el diseño; en este caso, en el estilo romano podemos observar diferentes formas, colores, texturas de estas cenefas; las cuales se pueden utilizar en muebles, paredes, y cualquier otra superficie que se quiera.

Las pinturas

Otro elemento de gran importancia dentro de la decoración estilo romano son las pinturas. Tal vez no contemos con un presupuesto suficiente para comprar obras originales; sin embargo, esto no es impedimento alguno para que podamos recrear algunas de las obras más importantes dentro de este estilo.

Cuando nos referimos a obras basadas en el estilo romano, debemos buscar pinturas de deidades, dioses, campos y coliseos, paisajes griegos.

Podemos imprimirlos y colocarlos en los marcos; o si queremos invertir en alguna obra de arte; existen diferentes artistas que aún pintan este estilo de pintura y que sus pinturas son exequibles.

El baño es el espacio más común para el estilo romano

Cuando pensamos en el estilo romano en los espacios de nuestro hogar; instintivamente llegamos a pensar en el baño; y es que este espacio es uno de los mejores para decorarlo con este estilo.

El baño era uno de los lugares más importantes para los romanos; y, por ende, era uno de los cuales a los que más les prestaban atención. Estos espacios eran decorados con grandes columnas, arcos, palmeras, mosaicos y por supuesto, con estatuas.

Para tener un baño con un estilo completamente romano; lo primero que debemos de tener en cuenta es que será necesario que cambiemos los azulejos; estos, deben de estar orientados a la decoración con estilo romano.

Este tipo de decoración se sale del estilo cíclico que podemos observar con las diferentes tendencias de decoración a lo largo del tiempo; el estilo romano se mantiene fiel a su origen; es por eso, que es necesario hacer lo posible para lograr que este ambiente se mantenga con la misma visión.

No importa el tamaño, sino cómo usas el espacio

Muchas personas tienen un problema con las medidas de las habitaciones; y creen que por tener un espacio reducido ciertos estilos no encajan a la perfección; pero esto es falso.

La importancia para que los espacios reducidos puedan verse beneficiados por cualquier tipo de decoración es el color. En el caso de los baños, los colores perfectos si hablamos de espacios reducidos son el blanco y el oro.

Estos dos colores simulan tanto la pureza como la riqueza. Dos factores importantes en la era de los romanos. Ya sea teniendo el inodoro, el lavamanos y la bañera de color blanco y el resto de los demás accesorios en dorado creará un balance el cual será perfecto para el estilo romano.

Puedes también incluir elementos decorativos como cestas de madera o de mimbre; jugar con el mármol o los azulejos. Todo depende de la dirección que quieras seguir.

Elementos decorativos para hacer uno mismo

Muchas veces solo queremos hacer algunas pequeñas reformas; o agregar solo unos cuantos elementos decorativos; mucho de estos podemos hacerlos nosotros mismos.

Aquí en Visita Casa creemos que mientras el trabajo sea hecho con nuestras propias manos, entonces será un trabajo bien hecho. La idea es tomar lo que ya tenemos en casa y customizar para que se vea diferente y con el estilo que queremos.

Para tener elementos decorativos de estilo romano hechos por nosotros mismos; podemos tomar aquellos cojines y cortinas viejos, y con un poco de tela y estampados de estilo romano podemos ir creando nuevos accesorios para el hogar.

Recuerda siempre agregar unas cuantas borlas y detalles específicos del estilo romano para hacerlo lo más parecido posible.

Crea velas personalizadas

Una de las formas más ingeniosas para decorar cualquier espacio de nuestro hogar son con velas; aquí en Visita Casas te recomendamos que, en vez de comprar velas, que lo más seguro es que sean muy caras; te atrevas a salir de la zona de confort y las realices tú mismo.

Además, tendrás la oportunidad de buscar moldes en forma de columnas, esculturas romanas o con la ayuda de mosaicos que tengan relieve podrás hacer algunas figuras de ese estilo.

La elegancia del estilo romano

Cuando hablamos del estilo romano dentro de la decoración del hogar; pensamos en la elegancia que evoca este tipo de decoración; es por esta misma razón, que cada uno de los elementos que decidamos colocar dentro de nuestros espacios deben ser sinónimos de esto.

Decorar con el estilo romano es una excelente alternativa; ya que crea un espacio armónico y lleno de estilo; por eso, también podemos tomar en cuenta que dentro de este tipo de decoración los espacios exteriores del hogar se verían increíblemente beneficiados.

Utilizando los colores de tonos tierra, azules, blancos, dorado podremos crear espacios que nos remonten a la época romana. Asimismo, ten presente que cualquier espacio en el cual decidas colocar este estilo de decoración debes siempre limpio. La limpieza era un punto importante para los romanos ya que esta significaba riqueza.

Teniendo esto en cuenta, el estilo romano invita a que se utilice la mayoría de plantas posibles; los romanos era una civilización que se encontraba muy cercana a la naturaleza; así que las plantas son algo que necesariamente tienen que estar dentro de estos espacios.

Podrías hacer unas cuantas coronas de laurel para simular las coronas de los emperadores de esa época. Así, podrás tener un poco de historia dentro de esta decoración.

Logrando el toque final en el estilo romano

Ya sea que decores completamente los espacios de tu hogar con este estilo de decoración; o que simplemente decidas incorporar algunos detalles; debes de tener en cuenta que este tipo de decoración se basa en la circulación libre, la elegancia y, sobre todo, la distinción.

El uso de esculturas, pinturas, y cualquier tipo de elementos decorativos que simulen frescura y elegancia son perfectos para este estilo.

Separa bien cada uno de los muebles y ten el espacio suficiente para que el aire pueda circular como es debido. De esta forma, el ambiente se sentirá en armonía y el estilo romano estará completado.

Recuerda que el uso de los colores, en combinación con los materiales, terminaciones y sobre todo con la iluminación; la cual debe ser tenue durante el día e intensa durante la noche; juegan un papel de importancia dentro del estilo romano.

Y es que en definitiva el estilo romano son para los espacios que deseen verse elegantes; además, aquellos espacios que tienen una gran altura se verán directamente beneficiados con este estilo de decoración; ya que, con la ayuda de las columnas, arcos, pinturas y cualquier otro elemento decorativo; hará que la sala, comedor, o baño cobre vida con pequeños cambios.

El estilo romano puede lograrse solamente si se está listo para hacer un verdadero cambio en nuestro hogar. Así que manos a la obra. Cuéntanos en los comentarios cuáles son esos elementos decorativos de estilo romano que tienes en tu casa.

Referencias:

Decorar con estilo romano

Decoración Romana: Convierte tu casa en un Domus

Decoracion clasica, estilo romano

Todas las imágenes son cortesía de: pinterest.es

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

  • SIEMPRE ME HA PARECIDO QUE EL ESTILO COLONIAL ES UNA EVOLUCIÓN DEL ESTILO ROMANICO, CON ALGUNAS VARIANTES SUBSTANCIALES, COMO LAS COLUMNAS, Y EL FRONTIS. AMBOS SON DE UNA BELLEZA, ARMONÍA Y GRANDES ESPACIOS QUE ENAMORAN.

  • ME GUSTA MUCHO EL ESTILO ROMANO.

  • >

    Compartir con un amigo