Climatización del hogar Decoración de exteriores

7 consejos para comprar una chimenea de exteriores

Antes de comprar una chimenea de exteriores existen varios factores que debe tomar en cuenta. Siempre recuerde que la seguridad de su familia y la de su propiedad son las consideraciones más importantes.


1. El tamaño importa.
Cuando esté comparando chimeneas, tome en cuenta el tamaño del área donde se hará el fuego, no la altura. Si el lugar donde se hace el fuego es pequeño, el conseguir y cortar madera será más difícil. Tener que pedir madera cortada de una manera especial podrá aumentar su costo.

Trate de encontrar un área de fuego grande, ni se fije en aquellas chimeneas altas y finas. Una pequeña chimenea terminará costando más dinero al largo plazo. Además, no necesita hacer un gran fuego solamente porque tiene una gran chimenea, simplemente puede utilizar menos madera. Una buena chimenea podrá funcionar mejor que un pequeño artefacto debido a que tiene un sistema más grande para ventilar el humo. Además, la circulación apropiada podrá fomentar el fuego soplándole aire desde el hogar hacia la chimenea. Los diseños más pequeños tienden a funcionar peor y a provocar fuegos que duran menos debido a la pobre circulación del aire.

2. Mantenimiento apropiado.
Las chimeneas más comerciales hechas de cobre, arcilla o láminas de acero no tienen la longevidad y la seguridad del hierro forjado o el aluminio. Las chimeneas de láminas de metal están disponibles a un costo muy bajo. Son prácticamente chimeneas desechables. Una vez que las chimeneas empiecen a oxidarse, será momento de deshacerse de ellas. Tenga en cuenta la densidad y el grosor del metal. Un metal demasiado fino podrá derretirse.

Algunas chimeneas de hierro forjado tienen cuellos hechos de láminas de metal. Si ese es el caso, coteje que el fabricante tenga disponibles algunas partes de repuesto a un precio accesible. No querrá tener que reemplazar el cuello de la chimenea frecuentemente. El hierro forjado debe ser mantenido para prevenir el óxido. Pero es un poco difícil de mantener. Sin embargo, una chimenea de hierro forjado bien mantenida podrá durarle mucho tiempo. Además, considere la ubicación de la chimenea.

El hierro forjado bien caliente tiende a manchar la superficie en donde se apoya. Para poder prevenir la oxidación puede aplicarle a la chimenea una capa de pintura especial que resista las altas temperaturas. El hierro forjado es un material fuerte que puede resistir bastante abuso. El cobre se verá bien inicialmente, pero luego de algunos usos tenderá a oxidarse y a ponerse verde. Muchas compañías fabrican sus chimeneas con agujeros en el fondo para poder drenar las cenizas y el agua durante la lluvia. Las chimeneas sin estos hoyos se llenan de agua cuando llueve. Una de las mejores opciones es el aluminio. Es fácil de mantener y podrá durar mucho tiempo. Una chimenea de aluminio no se decolora y se derrite a una temperatura ligeramente menor que el hierro forjado. El aluminio forjado no se oxida. También es considerablemente más liviano que el hierro forjado, lo que lo hace más fácil de trasladar.

3. Pese la chimenea.
Cuando esté comparando chimeneas, tenga en cuenta el peso. La mayoría de las chimeneas son producidas por peso y son tazadas de la misma manera. Asegúrese de estar comparando los mismos materiales, es decir, el cobre con el cobre y el hierro forjado con el hierro forjado.

4. Artículos de aluminio.
El aluminio forjado es la mejor elección para un entusiasta de los exteriores que no tenga mucha experiencia. Éstas chimeneas son más fáciles de mantener y pueden ser fácilmente movidas de aquí para allá. Pueden ser llevadas a una casa cerca del lago o guardadas durante el invierno en las zonas del norte. Guárdelas para prevenir el daño o el posible robo.

5. Chimeneas de arcilla.
El mayor problema con las chimeneas de arcilla es que pueden romperse sin dar ningún tipo de advertencia. Cuando se cae la parte de atrás, puede convertirse en un desastre. Evite ubicar su chimenea de arcilla sobre un deck de madera o sobre cualquier superficie que pueda ser dañada fácilmente por el calor o el fuego. Ubíquela sobre el azulejo o el cemento. Si usted elige comprar una chimenea de arcilla, tome las precauciones necesarias. Utilice una pala y una redecilla para las chispas. El costo extra puede valer la pena. Una chimenea de arcilla generalmente es más barata pero dura mucho menos que una de aluminio o de hierro forjado.

6. Chimeneas con una vista rodeada y chimeneas levantadas.
La mayoría de las chimeneas con una vista rodeada son construidas con materiales livianos. Este tipo de chimeneas son fáciles de derribar por accidente debido al material liviano con que se fabrican. Cuando se derriba, podrá manchar de ceniza todo el lugar. La seguridad es una cuestión importante al momento de pensar en chimeneas con una vista rodeada. Una pequeña brisa puede sacar chispas y llevarlas hacia donde hay materiales inflamables. Si usted está comprando una chimenea levantada asegúrese de que venga con una tapa. De otra manera, se diseminarán las cenizas por todo el patio cuando llueva.

7. Lo que debe quemar.
La madera dura es el combustible más popular para las chimeneas de exteriores. La madera de pino tiene un aroma placentero cuando se quema. Mantiene la flama activa y genera un buen calor. También ayuda a alejar a los insectos. Otra fuente de combustible puede ser el propano, los injertos de gel, los troncos pre-fabricados y el gas natural. Las piñas y la madera de manzano puede ser agregada para lograr un mejor aroma. Muchas chimeneas vienen con estructuras para poner gas natural y propano.

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

>

Compartir con un amigo