Consejos de mudanzas

[Guía] Organiza tu mudanza sin estrés

Mudarse puede ser una experiencia estresante y nerviosa. Pero con un poco de planificación y un poco de pensamiento precavido, puede hacer que el proceso sea más liviano. Mantenga un inventario, ya sea hecho a computadora, es muy importante que sea muy específico para anotar las cosas en la lista. Seguramente necesitará más cajas y bolsas de las que piensa, y tener muchas cajas hará su vida más fácil. Si contrata una compañía de mudanzas, recuerde que cualquier caja que compre puede ser devuelta por un reembolso. Tenga por lo menos 10 cajas de más para usar en objetos de último momento el día de la mudanza, como ropa o artículos de limpieza.

También necesitará cinta adhesiva gruesa y fuerte para pegar las tapas de las cajas. Use diarios viejos para envolver aquellos artículos que sean frágiles. Intente tener siempre más provisiones de las que piensa que irá a necesitar. Las compañías de mudanza estarán felices de poder brindarle cajas antes del día de la mudanza. Elija un color para cada habitación, como el amarillo para la cocina, el naranja para el comedor y así; luego, ponga calcomanías de colores en las cajas al lado de los números. En su nueva casa, ponga una calcomanía con el color indicado en la puerta de cada cuarto. Esta es una manera simple de indicarle a los de las compañías de mudanza donde tienen que poner cada cosa. Adviértales sobre los cuidados sobre determinador artículos, como por ejemplo los muebles de hierro forjado.

Insista en poner los objetos relacionados cerca cuando esté empacando, tratando de limpiar el desórden antes de empacar. Mantenga los libros cerca de las bibliotecas, las bombillas cerca de las lámparas, y así. Las partes pequeñas de los objetos pueden ser pegadas con cinta adhesiva o puestas en sobres pequeños, como por ejemplo los ganchos con las fotos, los tornillos con las repisas, y así. Cualquier cosa que puede empacar por adelantado le ahorrará tiempo el día de la mudanza. Si tiene que limpiar su casa luego de mudarse, separe un grupo de elementos de limpieza y de trapos. La compañía de mudanza no se ocupará de los elementos de limpieza, así que tenga en mente que tendrá que transportarlos en su vehículo o regáleselos a un vecino o amigo.

Consejos para tener en cuenta antes de mudarse

Antes de empezar a mover sus pertenencias y organizar la mudanza a su nueva casa, es importante asegurarse de ciertas cosas. Tal vez tenga una lista de reparaciones que quiera hacer en su casa nueva, ya que esta será la primera vez que la podrá ver vacía. Tómese un momento para recorrer la casa y anotar cualquier tipo de daños que pueda llegar a necesitar reparo.

 

Consejos de mudanzas

Consejos de mudanzas

Asegúrese de que los cajones de su cocina estén vacíos, limpios, y en buen estado; organice los muebles y mantenga un registro de donde están las fuentes de electricidad, agua y gas. Mientras hace esto, podrá ir planeando a donde pondrá sus muebles, y cómo los dispondrá dentro de la casa. Note cualquier tipo de daño que puede tener la casa, para poder mencionárselo a la persona de quien la está adquiriendo. Es importante que note esto antes de mudarse para que los problemas puedan ser solucionados y reparados lo antes posible, especialmente las reparaciones de los techos de tejas.

Si usted está alquilando, su casero le dará una lista de objetos, instalaciones fijas y muebles que dejará en la casa. Es muy común hoy en día que los caseros dejen los denominados “bienes blancos” como artículos de cocina, refrigeradores, estufas y máquinas de lavar. Si usted está alquilando, su casero también debería darle una lista de contactos, para hacer reparaciones de emergencia y para cualquier trabajo burocrático que estas emergencias requieran. Tal vez también deba obtener los detalles bancarios de la persona, o pactar un día para que pase a buscar el cobro de la renta. Así poder firmar todo los papeles necesarios, y luego empezar a hacer uso de su nuevo hogar. También debería asegurarse que la calefacción central y los calefones estén funcionando correctamente, además de que tenga todos los manuales correspondientes que puede conseguir de los dueños anteriores. Estos manuales le ahorrarán muchas frustraciones a la larga.

La aventura de encontrar un nuevo hogar para mudarse

La aventura de mudarse generalmente empieza cuando se pone a la búsqueda de un nuevo hogar. Organizar una mudanza, a pesar de que sea una experiencia un tanto abrumadora, también puede tener sus recompensas, siempre y cuando tenga ciertas cosas en mente para antes de mudarse. Piense en el confort y el bienestar de sus hijos; piense en la estructura que lo amparará (¿se muda cerca de su familia, lejos de su familia?), piense en la cercanía de su hogar con su trabajo, las escuelas y demás.

Los niños son en general los que más sufren las mudanzas (debe darles tareas para el día de la mudanza), ya que para ellos es más difícil acomodarse a un ambiente nuevo, y sentirse cómodos. Si la mudanza se debe a una separación familiar, es importante que los incluya en el proceso lo más posible y que se asegure de que su voz sea escuchada al momento de elegir una casa. Seguramente podrá investigar en Internet acerca de las escuelas, tiendas y demás áreas que se encuentran cerca de su nuevo hogar. Este tipo de informaciones será importante al momento de elegir el hogar. Su trabajo también debería jugar un papel importante al momento de elegir una casa, se debe preguntar ¿puede viajar con facilidad a su lugar de trabajo, y más importante, aquella área puede ofrecerle un trabajo firme, si llegara a ocurrir lo peor?

También debe tomar en cuenta si desea vivir dentro de una ciudad, o más bien apartado, en un lugar más tranquilo. Si su caso es el segundo, lo mejor será mudarse a un pueblo, aunque se encontrará con que las casas alejadas de la ciudad pueden costar un poco más. Sin embargo, también verá que las casas tendrán más espacio, incluyendo la posibilidad de un jardín. Con todas las opciones que tenga, la mejor decisión que puede tomar es aquella que le deje satisfecha y que se acerque lo más posible a su hogar deseado.

Claves para establecer un orden para empacar para una mudanza

El orden en el proceso de empaque está basado enteramente en la preferencia. Algunas personas prefieren empacar su comedor por último; algunos prefieran empacar cada cuarto en dos lotes diferentes, uno para las cosas que necesitan y otro para las que no. Otras personas prefieren empacar lo que puedan, cuando puedan, donde puedan.

El orden para la mudanza.
Decidir lo que es poco importante y puede ser empacado primero es una buena manera de empezar. Luego de que haya ordenado todo, empacado los libros y separado la ropa que esté fuera de estación, puede empezar a decidir cómo será su programa de empaque. Éste programa debería tomar en cuenta las decoraciones o reparaciones que quiera llevar a cabo, y debería darle tiempo de empacar los elementos necesarios.

Estos elementos necesarios deberían ser empacados en los últimos días, así que no elija muchos, o se encontrará con una gran dificultad al final del empaque. Las vestimentas, lo que hay en el garaje y el cobertizo pueden ser empacados como una de sus primeras tareas. Si su garaje es un lugar seguro, puede dejar las cajas de empaque ahí.

Los libros, videos y DVDs son un buen lugar para empezar, dejando sus elementos esenciales afuera hasta que sea momento de mudarse. Empacar las cosas de los dormitorios, los juguetes y las ropas debería ser algo que se haga en las cuatro semanas anteriores a la mudanza, pero debería tratar de empacar la mayor cantidad de cosas posibles y dejar afuera sólo aquellos elementos esenciales. En cuanto a las oficinas caseras, debería tener en mente la duración de la mudanza para realizar cualquier trabajo antes o después, y además debería empacar cualquier cosa que no use seguido.

Empacar sus platos, cubiertos y utensilios de cocina es algo que probablemente sea mejor dejar para lo último, junto con cualquier material de su oficina que use regularmente. Esto debe ser empacado el día de la mudanza, al igual que los champús, artículos de baño, uniforme y elementos de trabajo. Empacar puede tardar más de cuatro semanas, pero vale la pena.

¿Cómo contratar una compañía de mudanzas?

Contratar una compañía de mudanzas debe ser algo a considerar, si tiene dinero suficiente y no posee el tiempo para hacerlo usted mismo. Estas compañías ofrecen varias razones para contratarlas, cada una con un nivel distinto de servicio. Hay algunas que sólo se presentarán para mover sus pertenencias, mientras que hay otras que empacarán, limpiarán, le darán cajas y bolsas, y moverán sus pertenencias de un lugar al otro.

Cada vez hay paquetes de servicios más completos para este tipo de compañías, diseñados especialmente por profesionales. Estas compañías hacen de todo, desde encontrar un hogar para usted en su rango de precio y requerimientos, pasando por empacar y mudando todo del lugar. Algunas hasta lo pueden ayudar a desempacar sus cosas. Deberá chequear cualquier compañía antes de contratarla. Puede buscar sus referencias y ver que cumplan un buen servicio. También debería buscar en Internet algún tipo de queja o comentario acerca de ellas para conocerlas un poco más. Estas recomendaciones le darán una idea de cómo trabajan.

También puede pedirle a la misma compañía algún tipo de referencia e información acerca de los momentos en que sale más caro mudarse. Podrá encontrar que mudarse en la mitad de la semana puede ser bastante más costoso que en los fines de semana. La compañía que elija eventualmente querrá inspeccionar su casa, para poder planear la mejor manera de hacer el trabajo, además de darle un presupuesto; así que es importante que limpie el desorden de su casa antes de que lleguen. Se ocuparán de hacer un inventario y, en algunos casos, tratarán de hacer el presupuesto con usted. Estas compañías también le proveerán de un servicio de seguro, inspecciónelo con cuidado para ver que cubra todo lo que podría llegar a pasar.

Cinco buenos consejos para llevar a cabo una mudanza eficiente

1) Las cajas son objeto necesarios al momento de mudarse por que generalmente tienen un tamaño apropiado que las hace fácil transportar y, si están bien pegadas, nunca se rompen. Tener cajas del tamaño regular es importante para maximizar el tamaño del flete que usará para mudarse y para no malgastar el espacio que podría ser llenado de otra manera. Por otro lado, las bolsas pueden ser comprimidas a cualquier lado. Aunque a veces, las bolsas pueden ser confundidas por basura.

2) Las bolsas son buenas para los objetos como la ropa, y los artículos de la cama, y cuando se le acaban las cajas para poder empacar. Los osos de peluche y los juguetes suaves son buenos para las bolsas, aquellos objetos filosos, o que son muy pesados para ser llevados en bolsas de plástico, seguramente irán mejor en las cajas. La ropa de cama también puede ser puesta en bolsas.

3) Al momento de empacar para la mudanza es importante maximizar el espacio. Empaque primero sus objetos más grandes, y luego use el espacio alrededor de ellos. Los libros son fáciles de empacar, mientras que aquellos objetos de formas más extrañas como los adornos son lo peor para empacar. Los dos tipos de objetos deben ir en cajas, junto a aquellos objetos que se consideran frágiles. Aquí la organización de la mudanza es la clave.

4) Etiquete y marque todas las cajas y bolsas con cuidado. Esto le hará más fácil la tarea de encontrar las cosas y le ayudará a ponerlas en los cuartos apropiados sin tener que abrirlas. Todo esto ayudará en su nuevo hogar. Siempre acuérdese de marcar las bolsas esté usando con cuidado para que no se confundan por basura, o compre bolsas distintas para su basura y para sus pertenencias.

5) A pesar de que empacar puede llevarle sólo un par de semanas, desempacar puede llegar a llevarle 8 semanas o más. Así que tenga en cuenta que a pesar de que esté empacando cosas para mover en un par de días, puede llegar a encontrarlas en dos meses o más.

Aprenda a proteger sus muebles para la mudanza

Cuando uno se muda a un nuevo hogar, suele sentirse muy emocionado, a pesar de que parezca una tarea muy estresante. La mayoría de las personas piensan en como van a decorar todos los sectores de la casa, dependiendo del uso de cada habitación. Algunos planean comprar nuevos electrodomésticos, cambiar los empapelados de las paredes, los pisos y los muebles. Muchas personas se centran en estas cosas, y la mayoría de las veces, se olvidan de cómo se debe preparar correctamente a sus viejos muebles para la mudanza. Así que para aquellos de ustedes que puedan relacionarse con esto, tenga en cuenta que hay un montón de formas para proteger sus muebles en una mudanza, sobre todo los más frágiles.

Mantenga los tocadores, escritorios y cajones, embalados con cinta para que no se caigan. Envuélvalos con plástico burbuja, plástico, o toallas, para que tengan una mayor protección contra rayones. Para los artículos que se puedan desmontar, desármelos adecuadamente, y guarde las tuercas, los pernos y otras piezas pequeñas. Usted puede guardarlos en un recipiente pequeño y mantenerlos cerca de los muebles. También puede aplicarles cera a sus muebles para protegerlos de rayones y otros daños.

Para los sofás, sillas y sillones, envuélvalos con una envoltura de plástico para protegerlos de los hongos y de la suciedad. Quite todas las piezas que se adjunten al mueble, como las patas, las ruedas, los cojines, y colóquelas en bolsas de plástico. A su vez, envuelva las puntas con bolsas de plástico para evitar que se dañe a medida que los mueva. Envuelva con toallas y mantas a los muebles que necesiten un cuidado especial.

Para las mesas y los armarios, envuélvalos en plástico y cúbralos con mantas y toallas. Envuelva los espejos, lámparas y otros artículos frágiles con un plástico burbuja y colóquelos en una bolsa grande de plástico y ciérrela con fuerza después de haber colocado los artículos dentro.

Para las camas, se recomienda comprar bolsas de colchón para asegurarse de que su colchón este bien cuidado y limpio. De esta forma se lo protege del polvo y de la suciedad así como de mohos. Procure cubrir las esquinas del sommier para evitar daños. También puede utilizar una envoltura de plástico para cubrir el colchón. Los artículos frágiles como los platos, vasos, etc. se deben envolver con periódicos viejos y toallas para evitar que se rompan. Y ponerlos en una caja denominada “tratar con cuidado”.

La mudanza puede ser una experiencia muy estresante, y a su vez una que lleva mucho tiempo, pero una vez que haya aprendido todos los pasos para cuidar sus muebles, esto ya no le resultara un problema. Una vez que haya visto su nueva casa y haya dispuesto sus muebles de la manera apropiada, entonces seguramente será una experiencia muy enriquecedora.

Faltan tres semanas para mudarme: ¿Qué hago?

Faltando tres semanas, debería haber terminado de empacar sus gabinetes, de manera tal de que ya pueda empezar a empacar o tirar todas aquellas pertenencias no esenciales. Si está pintando algún cuarto, sería una buena idea hacerlo en estos días, para que esté listo., además debería ordenar y separar todas las herramientas que irá a necesitar. Ordenar todo con tiempo es importante ya que le dará la oportunidad de tener las herramientas a mano.

Mudanza en tiempo de descuento.

Puede empezar a investigar escuelas en su nuevo área y a hacer una lista de cualquier pregunta que quiera realizar. Mientras considera cuál es la mejor escuela, también deberá considerar qué tan accesible es, si cuenta con un circuito de autobús que lleve a su hijo, y cuánto tendrá que pagar por él.

También deberían empezar a sacar presupuestos, y debería empezar a arreglar citas para evaluar sus pertenencias, para decidir el tamaño de la camioneta que irá a usar para la mudanza y la cantidad de personal que deberá contratar para ayudarle con ella. A esta altura, ya debería haber seleccionado todas las compañías necesarias, y debería haber completado cualquier tipo de planilla o documento, para que no haya ningún atraso en el cambio de los detalles de su casa. Si está alquilando, debería tener un contrato armado con todos los detalles de su nuevo hogar.

Su nuevo proveedor de Internet es otro detalle que ya debería tener solucionado. Además debería arreglar con su proveedor viejo, por si tiene que pasar a buscar algún tipo de equipamiento por su casa. Muchos servicios de Internet tienen una cláusula que prohíbe cerrar el servicio sin un tiempo de aviso, así que es importante que haga esto con anticipación para evitar cualquier tipo de penalización o multa.

Falta una semana para mudarme: ¿Qué hago?

Su semana final estará llena de empaques, apuros y de tratar de arreglar sus últimos cambios de dirección. Su banco, tarjeta de crédito, compañía de teléfono móvil y servicios públicos deberían saber que se está mudando y debería informarles la fecha en que deben transferir su cuenta a esta dirección, de manera tal de que todo esté puesto en su lugar cuando se mude a su nueva casa.

Mudanza.
La última semana de empaque debe dedicársela a todo lo que se halla dejado; siempre tratando de dejar la menor cantidad de cosas afuera y de sellar todo el resto. En este punto, se dará cuenta de que tiene muchas cajas puestas en distintos cuartos y estará harto del proceso de mudanza. Pero tenga en mente que en algunas semanas ya estará en su casa nueva, desempacando.

Sus electrodomésticos deberían ser revisados y limpiados por lo menos siete días antes de la mudanza. Debería tratar de no comprar comida congelada por las próximas semanas, a menos de que esté seguro de que la irá a comer antes de que ocurra la mudanza. El desperdicio es fácilmente evitable y usted puede usar todos los objetos de su congelador sin la necesidad de comprar más. También querrá empezar a hacer una lista de los objetos que necesitará cuando se mude a su casa nueva. Piense en Cualquier artículo del cual no tenga más que deba usar antes de la mudanza, para que pueda comprar más, una vez que se halla mudado.

Además debería considerar, dentro de lo posible, limpiar cualquier cuarto que no fuera a usar. Dándole una pequeña limpieza ahora, le ahorrará el problema de hacerlo unos días antes de la mudanza.

Además debería ordenar artículos informándole a la gente de su nueva dirección, dándoles tiempo para encontrarlo.

Aprendiendo a empacar objetos frágiles para una mudanza

Los objetos frágiles son una de las cosas más difíciles de empacar el día de la mudanza. Desde los ornamentos a los platos, pasando por las antigüedades, las fotos familiares y las luces; deberá considerar lo que está empacando y la mejor manera de transportarlo. La fotos grandes, los objetos encuadrados y las pinturas u otro artículo de pared, deberían ser envueltos en papel plástico de burbujas y luego puestos con cuidado en un lugar seguro. Deberá vigilar estos objetos cuando los mude, ya que cualquier cosa puede caer al suelo y causar serios daños o romperse.

Por mucho, una de las cosas más difíciles de mudar son los monitores de las computadoras, los accesorios del cine hogareño y las televisiones. A menos de que haya conservado sus cajas originales del teatro hogareño, verá que es muy difícil meterlos en alguna caja que haya adquirido o encontrará que necesitará estas cajas para otras cosas. Puede envolver estos artículos en sábanas y ubicarlos con algún tipo de almohada alrededor, luego de que haya ubicado todas las cajas en la camioneta. La mayoría de las compañías de mudanza construyen capas dentro de la camioneta para evitar que las cosas se caigan. De esta manera podrá asegurar sus monitores y computadoras al mismo tiempo.

Los objetos frágiles, como los ornamentos y platos pueden ir en cajas con soportes de poliestireno, o puede envolverlos en papel burbuja. Pero es importante que recuerde que estos artículos acortarán el volumen de las cosas que puede meter dentro de la caja, e igual no está garantizado que sobrevivan a la mudanza. Empacar las cosas con cuidado minimiza el riesgo de que algo se rompa, pero una de las maneras de asegurarse de que no hace ningún daño al realizar la mudanza es llevar cosas consigo o, si está contratando una compañía, permitir que ellos las empaquen.

Los diarios viejos son una gran manera de proveer un colchón para los objetos, pero recuerde, su tinta puede correrse y manchar el objeto; dándole otra tarea para hacer luego de la mudanza. Puede conseguir papel de diario sin imprimir de la mayoría de las compañías proveedoras de cajas. Este se considera como uno de los mejores elementos para empacar artículos frágiles.

Tareas para el día de la mudanza

Si ha vendido su casa, el día de la mudanza trata acerca de poder salir de una casa y ponerse en otra. Si ha contratado una compañía de mudanzas para organizarse, deberá vigilarlos o simplemente apartarse de su camino. Si no ha contratado una compañía, es importante contar con la ayuda de algunos miembros familiares, vecinos y amigos fuertes para levantar todo de llevarlo a su camioneta.

Vacíe un cuarto a la vez, y asegúrese de que los cajones también estén vacíos. Una vez que haya hecho esto, barra, trapee o pase la aspiradora y haga una última revisión. Asegúrese de aclararle a aquellos que le están ayudando que los cuartos que estén cerrados deben permanecer así, de manera tal de que nadie entre y los ensucie. El día mismo de la mudanza seguramente pasará como si nada, así que asegúrese de saborear los últimos momentos que le quedan con su viejo hogar. Debe poder quedar en paz con sus memorias, buenas y malas, y debe poder aceptar que ese periodo de su vida importante ha terminado, y que ahora empieza uno nuevo.

Deberá tener un par de cajas y bolsas de más a mano, de manera tal de que pueda guardar todo lo que se haya olvidado, que haya quedado en una esquina, o que haya quedado afuera de la mudanza. Si desea que algunos sean movidos por la gente que contrató, asegúrese de marcar estos objetos. Deberá mantener los objetos como las teteras, los vasos, las tasas, el café y el té de separados de sus demás pertenencias. También es importante que tenga a mano los documentos de identidad o los documentos importantes en un lugar seguro durante la mudanza, de manera tal de que no sean accidentalmente extraviados.

Es importante que corte el agua, el gas y electricidad desde sus fuentes si nadie va a usar la casa por un tiempo.

Llegó el día de la mudanza: ¿Qué hago?

El día de la mudanza trata de algo bastante sencillo: lograr abandonar una casa para comenzar a habitar en otra. Si ha contratado una empresa especializada en mudanzas y traslados de los elementos de la casa, todo lo que deberá hacer es vigilarlos de cerca. Si no ha contratado a una empresa, es importante que cuente con algunos amigos o miembros de la familia de contextura robusta y fortachones que lo ayuden a mover todo a su camioneta o transporte. Vacíe una habitación a la vez, y asegúrese de que los cajones también estén vacíos; una vez que haya hecho esto, barra, trapee o pase la aspiradora, y haga un último chequeo antes de cerrar la puerta. Asegúrese de dejar en claro para aquellos que lo están ayudando cuál es son los cuartos que han sido terminados, de manera tal de que no entren y lo ensucien luego de que se haya tomado el trabajo de limpiar.

El día de la mudanza es normal que pase muy rápido, así que es importante que disfrute sus últimos momentos en la casa que está dejando. Seguramente tendrá memorias, tanto buenas y malas, y poder llegar a estar en paz con ese período de su vida es importante, para poder seguir adelante.Deberá tener algunas cajas o bolsas de más a mano para poder meter cualquier cosa que se le haya olvidado o que quiera tener a mano; estos últimos deberían ser propiamente marcados para que la gente de la mudanza los ponga adelante de todos.

Otra buena idea puede ser mantener sus tazas, teteras, café, té y artículos del bebé (si tiene un niño pequeño) separadas del resto de sus pertenencias. De la misma manera sería bueno que guarde los documentos importantes en un lugar seguro antes de la mudanza. De esta manera sabrá que nadie irá a tirarlos o a guardarlos en un lugar en donde después no pueda encontrarlos. Debería realizar una última revisión y apagar los suministros de agua, electricidad y gas, si es que nadie va a estar en su casa por un tiempo. Algunas veces, las mudanzas pueden llevarnos a miles de kilómetros de nuestros pueblos natales; hacia nuevos estados, países o continentes. Estas mudanzas son difíciles de planificar y organizar, y requieren de un ordenamiento más cauteloso de sus pertenencias, para poder costear la mudanza en sí.

Las mudanzas de larga distancia son más difíciles en las familias que están acostumbradas a soportarse entre sí; en este caso verá como su factura telefónica aumenta y pasará un mal momento adaptándose a la carencia familiar. Si por otro lado, se está mudando más cerca de su familia, le puedo asegurar que las cosas serán más fáciles, y un poco locas. Moverse más cerca de su familia garantizará más ayuda o interferencia, dependiendo del miembro familiar; de cualquier manera, vale la pena, una vez que se sienta cómodo.

La mudanza en sí debería planearse siempre igual, pero recuerde, mientras más larga sea la distancia, más combustible necesitará. Una mudanza de 400 Km. puede terminar costándole lo mismo que alquilar una camioneta. Y una mudanza más allá del país puede ser tan costosa, que será más barato vender todo y empezar de cero. Una mudanza larga puede además cambiar los arreglos de su escuela, o de su trabajo (ya que puede darle nuevas oportunidades laborales), así que debe evaluar con cuidado lo que quiere hacer de su vida y la manera de lograrlo en esta nueva parte del mundo. Mudarse hacia un nuevo país o continente puede hacer que tenga que aprender un nuevo lenguaje, así que piense si desea hacerlo; ya que si no se puede comunicar, todo será más difícil.

Consejos de limpieza para mudanzas

Una de las tareas más molestas para llevar a cabo al momento de mudarse a una casa nueva es la limpieza y el reciclado del hogar. Además, remover aquellas marcas cercadas y manchas difíciles es una de las cosas más difíciles de hacer cuando uno prepara su casa para una mudanza. Es muy importante, cuando se usan estos consejos, que se asegure que no se este haciendo más daño que bien. Además, siempre debería llevar sus artículos de limpieza consigo, una caja de sus objetos más utilizados con una lista en donde pueda chequear, le ahorrarán tiempo y esfuerzo a largo plazo. Algunas de las manchas más comunes pueden ser removidas con facilidad, usando los artículos de limpieza de cada día.

Algunas marcas y desgastes en la madera pueden ser limpiados con una goma de borrar. Me refiero a aquellas marcas hechas por los zapatos, las ruedas u otros artículos de goma contra las superficies duras que pueden ser difíciles de remover de otra manera, pero que saldrán con facilidad cuando use una goma de borrar.

La pasta de dientes no solo sirve para lavarse los dientes, también puede utilizarla para remover la tinta, el crayón o las marcas del desgaste de cualquier superficie. De cualquier manera, asegúrese de probarlo primero en un papel tapiz en un espacio en que la mancha no moleste. Tendrá que renovar la mayoría de estas manchas de las paredes antes de pintar, ya que si no lo hace, podrá verlas a través de la pintura.

La pasta de dientes también puede ser utilizada para remover las manchas de crayón del radiador o del vidrio. Solamente frote con ligereza y un trapo no abrasivo, o para aquellas manchas más fuertes, deja reposar la pasta por una hora antes de tratar de removerlas.

Las manchas de pintura pueden ser removidas de la madera utilizando un estropajo o virulana. Procure no tallar muy fuerte para no desgastar la superficie que se encuentra debajo de la mancha. Las manchas de basura, la pasta de dientes seca o las manchas de cal viva pueden ser removidas con la aplicación de una pintura anti óxido. Puede conseguir un limpiador antioxidante, uno que actúe por efervescencia y que caliente levemente el agua, en cualquier supermercado.

Los olores de humedad pueden ser removidos con un poco de bicarbonato de soda. Simplemente aplíquelo al área olorosa, o deje una pequeña taza llena en él lugar en cuestión. Esto debería deshacerse del olor en las próximas 24 horas. También puede usar un poco de carbón o unas gotas de vainilla en un trapo. El bicarbonato de sodio servirá por un mes, de manera tal de que puede usarlo continuamente, no sólo para la mudanza.

Si está lavando paredes texturadas, use una media de nailon para no dejar un residuo de pelusa, y procure limpiarlas de arriba abajo para no dejar rallas. Aplique cualquier solución de limpiador que esté usando, pero trate de probarlo en la pintura o en el papel tapiz para asegurarse de que no le provocará un daño. También puede remover la cera de las alfombras, pisos o cortinas simplemente usando un trapo absorbente y un hierro caliente. La cera deberá adherirse al trapo absorbente y se peleará más fácil.

Finalmente, no mezcle los productos de limpieza, la mayoría contienen amoníaco o blanqueador, y estos dos combinados pueden producir humos tóxico y mortales. Debe tratar con mucho cuidado aquellas áreas que han sido limpiadas con otro tipo de productos distinto al que está usando por que, no sólo los humos pueden peligrosos, sino que además las soluciones pueden reaccionar entre sí, y pueden dejar marcas.

Aprendiendo a ordenar los muebles para ganar espacio

Ordenar muebles de la manera correcta asegura que un cuarto pequeño será usado eficientemente. Un arreglo inteligente también puede resaltar una pieza de mueblería favorita. Sin embargo, descubrir la mejor manera de utilizar el espacio y crear una atmósfera cómoda puede ser un poco difícil. Pero con un poco de planificación y creatividad, podrá lograrlo con mayor facilidad de la que supone. Antes de mover algo, deberá decidir cuál es el punto de enfoque del cuarto y deberá canalizar sus esfuerzos alrededor de esta locación. Puede ser cualquier cosa: una chimenea, una ventana, un centro de entretenimiento o una pintura.

Las sillas deberían ser ubicadas a una distancia de 2,5 metros para alentar la conversación. Posicione la mesa de manera tal que pueda ser fácilmente accedida desde cualquier silla. Las bibliotecas de la casa deben alejarse de los lugares transitados. Siempre mantenga una fuente lumínica cerca del área de sentado. Las mesas de café deberían estar a una distancia de cerca de medio metro del sofá. Las mesas del costado deberían estar a la altura de los brazos de las sillas o el sofá para servir con más facilidad y para evitar accidentes. Cuando esté arreglando los muebles, asegúrese de proveer suficiente espacio como para moverlos por la habitación.

En un cuarto con muchos propósitos, arregle los muebles de manera que pueda dividir el cuarto en sala de estar y comedor. Un biombo o unas cortinas colgadas estratégicamente del techo son una manera simple y barata de lograr esto. Asegúrese de que el cuarto se mantenga balanceado y que las divisiones sean claras. Otra gran manera de lograr esta división es usando alfombras para cada área. Las piezas pequeñas pueden fácilmente perderse en un cuarto grande, así que asegúrese de agruparlas con los elementos más grandes.

Cuidando los muebles a través de los años

Todos los artículos de equipos movibles de la casa caen dentro de la categoría de “muebles”. Los muebles pueden estar hecho de metal, de plástico, de madera, de vidrio o de mármol. Ya sea un cofre de pino, una silla mecedora o un gabinete ornamental elaborado, todos están incluidos en el amplio rango de los muebles. Los muebles son objetos decorativos que sirven un propósito. Por eso puede ser tratado como un objeto de necesidad o de lujo. Además, la categoría no se restringe nada más a las cosas comunes como la cama, la silla y la mesa. De hecho, otras partes de la mueblería pueden ser las alfombras, las lámparas, y los espejos.

El estilo de los muebles ha ido cambiando a medida que ha progresado la civilización. Varias técnicas de decorado, manufactura, pintura, maquillado y tallado han sido utilizadas para decorar los muebles y hacerlos más atractivos. Los muebles en la cultura occidental han evolucionado en los estilos que siguieron a los egipcios, a los chinos, a los góticos y a los griegos.

Es lógico asumir que la idea de hacer un mueble debe haberse originado a través de una necesidad humana. Tal vez el cofre fue la primera pieza de mueble diseñada por el hombre debido a su necesidad de esconder sus pertenencias. Seguido por la cama, el banquillo, la silla, etc.

El antiguo mueble oriental traía diseños en grabados en ébano y teca. El viejo estilo egipcio de muebles exhibía la forma más fina de madera, cuerpo y decoración. Eran distintivos debido al tallado de animales que tenían oro y marfil insertados en ellos. El estilo griego de muebles eran distintivos debido a los sofás bajos y los trípodes. En el período imperial los muebles estaban decorados ornamentalmente.

Adaptándose a su nuevo hogar luego de mudarse

Los primeros días en su nuevo hogar se sentirán como si todavía estuviera empacando; nada más que estará desempacando con la ayuda de la compañía de mudanzas y causando un desastre. Es poco práctico considerar ser organizado y desempacar todo en un solo día, a menos que tenga muy pocas pertenencias, así que debería tratar de desempacar las bolsas en el mismo orden que ha empacado, o lo más cerca posible. Poner las cajas cerca del cuarto donde planea desempacarlas puede ser poco práctico dependiendo del tamaño de la casa, pero también puede hacer las cosas más fáciles.

 

Consejos de mudanzas

Consejos de mudanzas

No desempacar todo en los primeros días es perfectamente aceptable. Si se ha mudado a una nueva zona, tal vez quiera explorar y familiarizarse con el trasporte público, las facilidades y tiendas del área. Necesitará comprar los elementos básicos, y debe esperar a hacer la “gran compra” cuando haya desempacado su cocina. Una vez que haya hecho eso, puede desempacar su cuarto y, si no se va tomar un tiempo en el trabajo, también su estudio.

Desempacar puede tomar de seis a 12 semanas, dependiendo de la familia. Encontrará con que deberá dejar algunos artículos en el garaje, en el sótano o en el ático, porque no encontrará lugar para ponerlos.

La mayoría de los servicios deberían estar conectados cuando se mude; aunque encontrará que los servicios de Internet, teléfono, cable o satélite toman varias semanas en ser reconectados. En estos casos, debería sacar el mayor provecho del cambio, y desempacar la mayor cantidad de cosas que pueda. Luego de un mes o dos, su vida volverá a los patrones normales de trabajo/vida/sueño, así que considere tomar un descanso antes de volver a su ritmo normal. Una vez que todos sus servicios estén conectados, encontrará menos tiempo para desempacar, por eso es bueno sacarse ésta tarea de encima lo antes posible. Si está volviendo al trabajo, asegúrese de encontrar una ruta que lo lleve hacia él, y permítaseme separar un poco de dinero extra para el viaje, sólo por las dudas.

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

  • >

    Compartir con un amigo